“Defiance”, amor perfecto entre una serie de ciencia ficción y un videojuego

La cadena Syfy estrena el próximo martes 16 en España, Estados Unidos y otros países “Defiance”, un ambicioso proyecto que propone una experiencia audiovisual múltiple a través de la primera serie de ciencia ficción desarrollada simultáneamente como un videojuego a partir de un universo común e interrelacionado.

Javier Albisu/EFE

Tras cinco años de trabajo en paralelo entre quienes se ocuparon de la narración televisiva y del juego MMO (Multijugador Masivo Online) de acción en tercera persona, la serie asalta la pequeña pantalla y el videojuego las tiendas, para Play Station, X Box y PC.

El mundo ya no es un lugar seguro y algunos humanos y otras especies se han parapetado en la que fuera la ciudad estadounidense de San Luis, llamada ahora Defiance, para protegerse de las amenazas exteriores.

La alcaldesa de esa nueva urbe postapocalíptica, Amanda Rosewater (Julie Benz) intenta mantener el orden en uno de los últimos resquicios habitables de la Tierra.

“Me gustaría pensar que quizá se parezca a la Hillary Clinton joven, luchadora y con ideales”, abriéndose camino en un mundo en el que las mujeres no estaban en el poder, explica a Efe Benz durante la presentación en Europa del proyecto en París.

Otros, los más audaces, buscan fortuna fuera de sus muros, intentando sortear la muerte y amasar dinero en un terreno inhóspito donde el sofisticado armamento que utilizan diferentes especies es la única legislación vigente.

Es el caso del humano Joshua Nolan (Grant Bowler), que se juega el tipo con su hija adoptiva Irisa (Stephanie Leonidas), de la raza irathien, una especie belicosa y tribal.

“Es un nuevo comienzo donde todos empiezan desde el mismo punto”, comenta a Efe Bowler, que cree que la relación con su hija “es la clave, el eje emocional de toda la historia”.

Pero Nolan, un personaje solitario, aguerrido y pendenciero, desarrollará muchas otras relaciones a lo largo de la serie, como un “triángulo amoroso muy complicado” con la alcaldesa y su hermana, que regenta una especie de cabaré en la ciudad.

En los primeros minutos de la serie, Nolan y su hija se toparán con los habitantes de Defiance y les ayudarán a intentar protegerse de una hercúlea invasión exterior. Pero en ese primer capítulo, reina el desconcierto sobre lo que realmente está ocurriendo en ese mundo enrarecido.

Quienes se hayan probado antes el videojuego sabrán que la Tierra vivió una devastadora guerra que ha dejado el planeta irreconocible desde la llegada de los Votans, alienígenas antropomórficos con conocimientos tecnológicos muy superiores a los de los seres humanos que se vieron obligados a abandonar su planeta e instalarse en nuestro mundo.

Pero la experiencia del juego -en donde Defiance está construida sobre las ruinas de San Francisco- es complementaria a la de la serie, que irá desvelando esos y otros misterios en cada episodio.

“Ambos mundos existen independientemente, pero hay influencias entre los dos”, resume Julie Benz, célebre por sus papeles en “Desperate Housewives” o “Dexter”.

Aunque la ambiciosa iniciativa pueda resultar confusa por su originalidad, “el proyecto se ha estado desarrollando durante los cinco años anteriores al rodaje, así que todo está muy bien pensado. Hubo mucha investigación y creatividad invertida antes de que apareciéramos los actores”, explica la protagonista de la serie.

Y para envolver ese nuevo mundo, ubicado en un futuro cercano, la productora NBC Universal ha recurrido al mismo equipo de efectos especiales de “Battlestar Galactica”.

“Nos salimos del presupuesto en cada episodio. Hicimos a la cadena llorar en cada capítulo”, dice Bowler, a quien muchos recordarán por su papel de capitán Gault en la serie de culto “Lost”. EFE