Moda que se escribe con ñ en Nueva York

Triunfar en la Gran Manzana es el sueño de muchos diseñadores españoles, aunque los costes, la inexperiencia y el desconocimiento les frena a la hora de llevar sus productos a la capital de la moda; ante esta necesidad nace Beiñ, una herramienta para “microempresas” españolas con vocación internacional.

Celia Sierra/EFE

El alma mater de este proyecto es Gloria Ortiz, una española con experiencia en el sector de la moda que tras aterrizar en Nueva York por trabajo decidió crear una consultoría que ayudara a diseñadores y firmas jóvenes a desembarcar sus diseños en la meca “fashionista” por excelencia.

El proyecto ‘Beiñ, The Touch of Spain’ nace con el objetivo de “promocionar la moda española” y ayudar a aquellas marcas que tiene difícil salir, “en un momento que es más necesario que nunca”.

“Los costes que una empresa tiene a la hora de abrir mercado en el extranjero son muy altos. Por eso es necesario aunar fuerzas, ir juntos, y contar con el apoyo de alguien que conozca el terreno” detalla Ortiz en una entrevista con Efestilo.

Beiñ actúa del siguiente modo: seleccionan un grupo de marcas españolas que tienen alguna característica en común y elaboran un proyecto de acciones conjuntas, entre ellas la apertura de una ‘pop up store’ (tienda efímera) en Nueva York o la asistencia a ferias, para dar a conocer los productos a posibles compradores de tiendas, blogueros y consumidores.

Esta manera de proceder “no es nada nueva” reconoce Ortiz, ya que la mayor parte de las consultoras y showrooms de la ciudad estadounidense trabajan de ese modo, la diferencia radica en que esta consultora solo representa a firmas españolas y muy pequeñas que no se puede permitir este tipo de acciones por sí solas, pero sí lo pueden hacer de forma conjunta y compartiendo gastos.

“La colaboración entre empresas se ve habitualmente como un impedimento, pero en realidad es una ayuda”, apunta la directora de una empresa integrada por ocho personas provenientes de distintos campos.

La primera acción de esta consultora dedicada al competitivo mundo de la moda será la apertura de una ‘pop up store’ (tienda efímera) durante diez días (1-10 de mayo) en el barrio de Williamsburg, “la cuna del movimiento slow” de la Gran Manzana, y en el que participarán cinco firmas de moda sostenible.

En paralelo, organizarán un calendario de actividades que incluye una mesa redonda entre diseñadores españoles y estadounidenses, y otras actividades en Nueva York y España, para promocionar a estas firmas.

Las marcas seleccionadas para esta primera iniciativa son la firma de ropa ecológica Ecoology; Le kosphin, dedicada a la manufactura de bolsos y marroquinería; Verónica Martínez, que idea mobiliario y decoración; Kameleonik y sus alpargatas actualizadas, y Efímero forever, una marca que colabora con artistas para realizar camisetas de edición limitada.

En esta tienda temporal no habrá “stock” de cada prenda, sino un muestrario. Cada una de los productos irá acompañados por un código QR, para que los interesados -compradores de tiendas o consumidores directos- puedan comprar los productos a través de una web.

‘Beiñ, The Touch of Spain’ solo acepta representar a marcas que trabajan con el sello ‘Made in Spain’, entre otras cuestiones porque Ortiz reconoce que esta etiqueta es “muy valorada” en el extranjero por su buen diseño, pero sobre todo por “los excelentes acabados” artesanos del sello español.

La decisión de escoger Nueva York frente a otras ciudades del mundo fue “estratégica”, asegura Ortiz, que podría haber apostado por mercados emergentes como Rusia y China, pero era consciente de que esta ciudad es el espejo del resto de Estados Unidos, y donde están ubicadas los grandes “lobbys” y compradores de moda de Japón y Sudamérica.EFE