Precios de delicateses y licores se dispararon en primer trimestre

(Foto La Verdad)

“Todas las compañías están aguantando, hasta ver qué pasa el domingo”, afirmó José Gomes, encargado de un establecimiento de delicateses y licores en La Candelaria. Lamenta que las ventas hayan disminuido en lo que va de año, y lo relaciona con el aumento de 40% en los precios de la mercancía que ofrece. El vino chileno más barato que tenía para diciembre costaba 58 bolívares. Actualmente, está marcado en 85 bolívares. Los paquetes de pasta italiana se consiguen entre 20 y 43 bolívares. elsoldemargarita.com.ve

Productos como el aceite de oliva de distintas marcas, pastas de tomate y enlatados no están llegando con regularidad, y cuando llegan están más caros que en el pedido anterior. Gomes refirió a dos populares marcas de whisky que no se consiguen actualmente.

Después de la devaluación de febrero ya estábamos mal, ahora estamos peor”, cuenta otro dueño de un bodegón de La Candelaria que pidió no ser identificado. “Para lo poco que está llegando hay que pagar extra para que lo despachen, y eso se ve reflejado en los precios”, añadió.

Otro dueño de un establecimiento de delicateses de la misma zona dijo que las ventas han aumentado en bolívares pero disminuido en productos. Agregó que la falla de mercancía se encuentra entre 20% y 25%, y que los proveedores han cambiado la forma de pago para los comerciantes. “Si antes te daban un crédito por 30 días ahora el plazo es de 7 días”, dijo.

Dany De Oliveira, encargado de la tienda de delicateses Santiago de Compostela en La Candelaria, alega que ha dejado de recibir algunos productos como la miel, que no consigue desde hace un mes.

Hemos dejado de pedir algunos productos porque nos están generando pérdidas. El kilo de jamón serrano se vende a 500 bolívares, y esta semana el vendedor me lo ofreció a 630. El queso blanco, si se consigue, está fuera del precio de regulación, y no voy a comprar para perder”, expresó De Oliveira.

Gomes, De Oliveira y otros encargados de establecimientos de delicateses y licores coinciden en que no poseen mercancía en inventario, sino solo lo que se ve en los anaqueles.

Los vinos importados y whiskies han sido los más afectados con el alza de precios. Un whisky escocés de malta oscila entre los 1.200 y 1.700 bolívares. Los premium 12 años alcanzan los 700 bolívares.

Los vinos chilenos más baratos cuestan entre 85 bolívares y 144. Otros menos económicos están entre 190 y 272. Un cabernet sauvignon argentino se vende en 600 bolívares en botella de 1 litro.

Un dependiente de una licorería en Altamira alegó que no les despachan whisky desde hace un mes. “Los whiskies no nos llegan desde hace un mes, y cuando llegan vienen cada vez 10% más caro, al igual que las cervezas importadas”, comentó.

Cambios en el consumo

De Oliveira comenta que en los últimos 6 meses ha observado una tendencia de los clientes a pagar con tarjeta de crédito. “Yo diría que 98% de la gente que viene acá paga con crédito. Eso te dice que no hay dinero en los bolsillos del venezolano”.

Un gerente de una conocida cadena de delicateses en el este de la ciudad comenta con resignación que la gente se ha ido acostumbrando a consumir lo que pueda encontrar. “Salsas, delicateses y muchos otros productos desaparecieron. En estos momentos ofrezco entre 40% y 50% menos de la variedad de quesos que había hace 2 años. Se ha ido acabando el consumo exclusivo porque hay bolívares, pero no hay productos”, dijo.

Karin Villanueva, una consumidora que visitaba por primera vez un bodegón en Los Palos Grandes, comentó que se ha vuelto más selecta a la hora de la comida.

“Antes compraba queso emental todas las semanas, ahora solo lo hago cuando hay un evento familiar”, comentó Villanueva. Agregó que los precios exagerados son parte de una cadena que no se ha podido romper: “Con el aumento del dólar y tantas expropiaciones muchas empresas han mermado su calidad. Eso hace que uno haya desmejorado hasta la forma de comer”.

Margarita: Fallas en puerto libre

El director del sector Licores en la Cámara de Turismo de Nueva Esparta, Héctor Cruces, aseguró que la mayoría de los afiliados reporta fallas en rubros de gran demanda como vinos, quesos, charcutería y otras delicateses como el chocolate importado.

Un recorrido por bodegones de la isla de Margarita da cuenta que los tradicionales quesos holandeses se encuentran ausentes de las cavas. José Luis García, encargado de un establecimiento del centro de Porlamar, confirmó que los whiskies importados han sufrido un incremento de precios del 50% desde el mes de enero.