Tecnología que detecta a distancia armas bajo la ropa se exhibe en Brasil

Una cámara que detecta objetos escondidos en la ropa hasta a diez metros de distancia sin irradiar ni “desnudar” a las personas escaneadas puede ayudar a Brasil a garantizar la seguridad en el Mundial de fútbol de 2014 y los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Carlos A. Moreno/AVN

La cámara, desarrollada por investigadores británicos, puede identificar desde “hombres bomba” hasta personas que esconden armas o drogas bajo sus vestimentas sin la necesidad de obligarlos a pasar por aparatos de rayos X o de someterlos a registros.

Se trata del ThruVision TS4, un escáner desarrollado por la empresa británica Digital Barriers que se convirtió en una de las atracciones de la Feria Internacional de Defensa y Seguridad LAAD, el mayor evento del sector en Latinoamérica que se celebró esta semana en Río de Janeiro.

Digital Barriers, que expuso la tecnología por primera vez en una feria internacional, negocia su venta a Brasil de cara a los grandes eventos que el país organizará a partir de este año, entre los que también figuran la Copa Confederaciones y la visita del papa Francisco para la Jornada Mundial de la Juventud.

“Estamos en negociaciones con organismos de seguridad de Brasil para que puedan utilizarlo a partir de este año, pero no podemos dar más detalles”, dijo a Efe Christopher Bollinghaus, director ejecutivo de la empresa británica, en el pabellón del Reino Unido en la feria de Río.

El ejecutivo afirmó que, pese a su reciente lanzamiento, el ThruVision ya ha sido vendido a algunos países especialmente para ser usado en lugares con grandes aglomeraciones, como aeropuertos, estaciones de metro o estadios, pero también en puestos de aduana.

“La principal ventaja es que es una tecnología pasiva, ya que no amenaza la salud de nadie ni violenta la intimidad de las personas”, afirmó Bollinghaus al explicar que el escáner capta los objetos bajo la ropa sin exhibir las partes íntimas de las personas, como ocurre con tecnologías similares que han generado gran controversia.

Ello debido a que, en lugar de emitir rayos para detectar lo que las personas esconden, el ThruVision capta la energía natural irradiada por las personas y, de esa forma, identifica objetos que bloqueen esas señales.

Por esas características, el equipo puede ser usado para detectar en tiempo real objetos de cualquier tamaño, incluidos polvo, gel y líquidos escondidos tras varias capas de ropa y a distancias que varían de 4 a 10 metros según el tipo de material.

El equipo es portátil y compacto y transmite imágenes de alta calidad a una pantalla instalada en un centro de control.

La tecnología, capaz de escanear personas incluso en movimiento, fue desarrollada originalmente por la empresa ThruVision Systems y su patente adquirida por Digital Barriers el año pasado.

“La tecnología exigió varios años de trabajo de investigadores del gobierno británico y originalmente estaba destinada a medir el agujero en la capa de ozono, pero la adquirimos para usarla en aplicaciones de seguridad”, según Bollinghaus.

El ejecutivo señaló que la tecnología aún no estaba lista en los Juegos Olímpicos que Londres organizó el año pasado pero que puede servir para los grandes eventos que tendrán Brasil como sede.

Parte de los equipos que el Reino Unido expuso este año en la feria de Defensa de Río fueron usados en los Olímpicos de 2012 y pueden ser adoptados para los de 2016, explicó a Efe el coordinador del pabellón británico, Adam Thomas.

El ejecutivo agregó que, además de las negociaciones con los organismos brasileños, también adelanta conversaciones con empresas interesadas en producirlo en el país.

“La tecnología es británica paro estamos abiertos a alianzas con posibles socios para fabricarlo localmente”, dijo. EFE