Aeropuertos, “gran problema” de Mundial-2014 en Brasil

Foto: EFE

El representante del gobierno brasileño en el Comité Organizador Local (COL) del Mundial de 2014, Luis Fernandes, dijo que “el gran problema” para el torneo será “la calidad de los aeropuertos”, cuyas reformas recién estarán prontas en 2018, en una entrevista con periodistas extranjeros en Recife (noreste).

Fernandes, que es también secretario ejecutivo del Ministerio de Deportes, indicó no obstante que las selecciones de los 32 países que participarán en el torneo y las autoridades podrán utilizar los aeropuertos militares, además de los civiles.

El jerarca aseguró asimismo que el Mundial-2014 ofrecerá grandes oportunidades de desarrollo a Brasil, y garantizó que el país organizará “una excelente” Copa del Mundo, con un “toque brasileño”.

¿Le sirve a Brasil organizar una Copa del Mundo?

La FIFA debe garantizar el éxito del evento pero nosotros (el gobierno) debemos garantizar además que este evento sirva para el desarrollo de las regiones y del país. Es por esto que Brasil eligió tener 12 ciudades sedes y no sólo ocho. Todas son polos turísticos que van a beneficiarse de las mejoras realizadas en infraestructura (puertos, aeropuertos, movilidad urbana, telecomunicaciones). El gobierno federal invertirá unos 30.000 millones de reales (15.000 millones de dólares) en la Copa del Mundo y en la Copa de Confederaciones que la precede (del 15 al 30 de junio próximo). Estos eventos otorgan al país una proyección internacional. Brasil quiere seguir siendo un mercado de grandes eventos y quiere que su turismo despegue. Esto va a atraer inversiones. Está prevista un alza del PIB nacional de 0,5% por año hasta 2018, en función de estos eventos deportivos (incluidos los Juegos Olímpicos de 2016 en Rio de Janeiro).

¿Estará todo listo a tiempo?

Lo principal de la Copa del Mundo son los estadios. Seis ya estarán funcionando para la Copa de Confederaciones en junio. Pero han habido retrasos, sólo dos estadios estaban listos en diciembre, que era el plazo inicial, y los otros lo estarán en abril. Ahora, los ‘eventos test’ (organizados por la FIFA para probar que todo funciona bien en los estadios) van a tener que coincidir, habrá que hacerlos en paralelo en vez de escalonados, pero todos los tests y los ajustes serán realizados. Lo mismo ocurrirá para 2014. Cada seis meses, hacemos un balance.

El gran problema es la calidad de los aeropuertos. El plan de modernización de los aeropuertos va hasta 2018. Pero para 2014 ya funcionarán bien y se utilizarán aeropuertos militares por parte de las autoridades y para estacionar los aviones. Los equipos extranjeros podrán llegar a los aeropuertos civiles o militares.

¿Cómo es la relación con la FIFA?

Hemos sido muy firmes en la negociación con la FIFA pero teníamos que permanecer abiertos porque queremos asegurar el éxito del evento. El gobierno debía estar representado en el Comité Organizador de la Copa del Mundo (COL). La relación mejoró mucho y la FIFA tiene un interlocutor en el seno del gobierno. También logramos garantizar entradas a los estadios con 50% de reducción para los mayores de 60 años, como establece la ley brasileña.