Maduro califica a Capriles de “asesino”, ratifica que no lo reconocerá como Gobernador e inventó un cohetazo

El presidente Nicolás Maduro se trasladó al estado Aragua donde inauguró el hospital “Cipriano Castro” .  En el recorrido lo acompaña el gobernador Tareck El Aissami. Asimismo instó a que el pueblo tomara las calles “Llamo al pueblo a la calle, vamos a derrotarlos. Gobierno de calle, vamos a hacer un gobierno móvil, lo he decidido”.

Maduro reveló que todas las noches sonará el un cohetazo, acción similar a la que realiza la oposición con el cacerolazo. “Llamo al gran cohetazo para esta noche, para que el pueblo se exprese. Todos los días vamos a convocar. Si ellos convocan al cacerolazo del odio, nosotros al cohetazo bolivariano”, anunció.

Sobre el candidato de la oposición anunció que no lo ratificará como Gobernador del estado Miranda. “Este nuevo Carmona es el responsable de la muerte, es un asesino. Estoy listo para dar mi vida si tengo que rendirla, pero yo quiero paz. Nadie puede tomar justicia por sus manos”. “Lo digo en cadena nacional a todo el país, me dirijo al otro Carmona, no te reconozco como gobernador”. “El nuevo Carmona que ha surgido quiere una guerra civil, como en Siria. No puede haber guerra entre pueblos, necesitamos. paz. Las calles son del pueblo, no son de la burguesía. A ocupar los espacios en paz”.

Maduro volvió a arremeter contra Capriles y su comando. “Este Carmona burgués está llamando a la violencia, dijo que salieran con arrechera. Y tiene a Leopoldo López a su lado, y lo digo aquí frente a todos, Leopoldo López es quien coordina la violencia con Estados Unidos”.

“Ese es un psicópata, es un actor, un simulador. Se viste de chavista hoy, pero cuando cree tiene poder se desata y llama a la violencia. Es peor que Carmona, aquel era un burgués de carretera, este es uno de política. Que por cierto ha engañado a una parte pequeña del pueblo venezolano, a quienes debemos buscar a ver donde están”, prosiguió.

Medidas radicales para combatir el saboteo eléctrico

Asimismo aprovechó para comunicar que a partir del próximo lunes tomará medidas radicales en relación al sistema eléctrico. “Vamos a acabar con los infiltrados, se acabó la guachafita, vamos a militarizar ese problema y pido la ayuda del pueblo venezolano. Ahí se me va la vida si quiere”.

“No se cuanto tiempo me voy a echar, pero vamos a voltear el sistema eléctrico completico. Lo vamos a colocar al servicio del pueblo. La guerra eléctrica ha dejado a varios detenidos. hay que organizarnos en el ahorro. Los sistemas eléctricos de todo el mundo son vulnerable”, opinó.

También agregó “En época de guerra militar, las partes respetan los servicios públicos del pueblo. hasta eso llega la inmoralidad de esta derecha carmoniana, golpista. Ellos están desesperados y como locos, llenos de odio”.