Conoce las diez dudas frecuentes sobre anticoncepción

1. Una mujer no puede quedar embarazada en su primera relación sexual. ¡FALSO!

El embarazo puede producirse en toda relación sexual, incluso en la primera. La abstinencia sexual es la mejor manera de prevenirlo, pero para quien decida tener sexo el uso de un método anticonceptivo conjuntamente con un preservativo ayuda a prevenir el embarazo.

2. Es posible quedar embarazada estando con el periodo. VERDADERO.

Aunque es algo realmente poco frecuente, esto es posible, dado que el periodo no permite predecir con exactitud cuándo se producirá la liberación del óvulo (ovulación). A eso se suma el hecho de que los espermatozoides pueden vivir hasta 5 días dentro del útero, por lo que durante ese tiempo puede producirse la ovulación y el óvulo puede entrar en contacto con los espermatozoides. Es justamente lo impredecible del ciclo menstrual lo que hace que el uso de un método anticonceptivo, aún durante la menstruación, sea necesario si lo que se busca es evitar el embarazo.

3. El uso del preservativo es la mejor forma de evitar quedar embarazada. ¡FALSO!

La única forma 100% efectiva para evitar quedar embarazada es a través de la abstinencia sexual (no tener relaciones sexuales). Si la abstinencia sexual no es una opción, la segunda forma más efectiva de evitar un embarazo es mediante la combinación del uso de un anticonceptivo hormonal con el uso del preservativo.

4. El uso de las pastillas anticonceptivas es el método más efectivo para prevenir un embarazo. ¡FALSO!

Una proporción sustancial de embarazos no deseados son atribuibles también a fallas del método anticonceptivo. Los métodos más modernos son más efectivos según cómo se los utilice. Los métodos que son altamente dependientes de la adherencia del usuario a una rutina específica (por ejemplo, que demandan administración diaria o precoital como las píldoras contraceptivas o los métodos de barrera) están asociados con una notable tasa de falla. Los métodos que no requieren adherencia diaria o coital, como los Dispositivos Intrauterinos (DIUs), los sistemas intrauterinos liberadores de hormonas (DIU LNG), las inyecciones y los implantes generalmente son muy efectivos porque se usan perfectamente. De todos modos, estos métodos son dependientes del proveedor y requieren profesionales entrenados tanto en la iniciación como en la discontinuación de tratamientos.

5. El anillo vaginal puede salirse y no producir la protección deseada. ¡FALSO!

El anillo vaginal es uno de los más modernos métodos anticonceptivos de alta tecnología. Su mecanismo de acción es similar a los anticonceptivos orales, con la misma eficacia (99%), pero se usa en forma mensual. Consiste en un anillo flexible que libera hormonas en forma continua inhibiendo la ovulación. Su colocación es mucho más sencilla que la de un tampón, se aplica y retira la mujer una vez por mes, y  la eficacia no depende de la posición que adopte en la vagina; con sólo estar dentro de la vagina cumple con su función de liberar las hormonas, no hay riesgo de infecciones por su uso, no se corre el riesgo de que se caiga ni se siente durante las relaciones sexuales.

6. El anillo vaginal produce menos efectos adversos que otros métodos hormonales. VERDADERO.

Al ubicarse a nivel vaginal, se evita el primer paso por el hígado logrando una liberación de hormonas controlada y gradual y reduciendo los efectos secundarios que pueden producir las píldoras anticonceptivas. Por lo que se disminuyen los posibles efectos adversos como aumento de peso, cefaleas o mastalgias que podrían producirse

7. El implante subcutáneo no puede retirarse antes del plazo de 3 años. ¡FALSO!

Los implantes subcutáneos están licenciados para utilizarse durante 3 años, sin embargo, son completamente reversibles. El retorno a la fertilidad es prácticamente inmediato. El 90% de las mujeres recupera la ovulación dentro de las primeras 3 semanas posteriores al retiro del implante, aunque incluso hay mujeres que pueden recuperar la fertilidad en tan sólo una semana.

8. El implante tiene una efectividad mayor que otros métodos. VERDADERO.

La ventaja del implante subcutáneo con respecto a otros métodos anticonceptivos es que, además de ser el método de mayor eficacia reportada, su eficacia no depende de la autoadministración por parte de la mujer como sí ocurre por ejemplo con la píldora. Con el implante no puede haber error en su uso, ya que se encuentra colocado en la usuaria. Según la investigación realizada en distintos países, entre el 39% y el 65% de las mujeres se salteaba alguna toma de la píldora, mientras que entre el 12% y el 67% de las encuestadas incorporaban la píldora en el momento no indicado. Es así como una proporción sustancial de los embarazos no deseados es atribuible a fallas del método anticonceptivo empleado.

9. El implante tiene menos efectos adversos por no tener estrógenos. VERDADERO.

Un aspecto particular del implante subcutáneo es que, si bien se trata de un método anticonceptivo hormonal, no contiene estrógenos. Las principales ventajas de un método libre de estrógenos es que la mujer no tendrá los efectos adversos característicos del estrógeno, como las náuseas, dolor en las mamas y edemas, ni tampoco el mayor riesgo de trombosis asociado al uso de anticonceptivos que contienen estrógenos.

10. Los métodos de larga duración son la tendencia en anticoncepción en el mundo. VERDADERO.

Ocho de cada diez mujeres que utilizan anticonceptivos orales aseguran que podrían considerar el uso de un método que no requiere una toma diaria, semanal o mensual, según reveló una encuesta internacional.  Es por eso que si bien la píldora anticonceptiva sigue siendo el método de control de la natalidad más popular, en todo el mundo cada son más las mujeres que optan por los anticonceptivos reversibles de larga duración. Entre 2009 y 2010, por ejemplo, el uso de estos métodos se incrementó globalmente un 11%.

Con información de Entremujeres