Corto y Picante: “Chávez me proponió” por: @fariasjoseluis

La salud mental del Ilegítimo es un tema al que hay prestarle atención, repite sin sentido las palabras “loco y locura”. Un conteo de las veces que las ha pronunciado después del trauma que vivió con los resultados del 14 de abril no sería un ejercicio vano.
Es comprensible su limitada capacidad expresiva, pero es incomprensible el excesivo uso que hace de algunos términos. Cada vez que habla pienso que el tipo se cree el cuento del “pajarito” con todo sus trinos.

Dice que no es el Difunto, que es su hijo, pero trata de imitarlo en todo con gran desperfecto. Aunque en la bipolaridad lo hace muy bien. Terminará creyéndose que es él Difunto. Puele suceder cuando no se tiene personalidad, se ha vivido bajo el signo de la sumisión, te quedas sin el referente de tu vida y te ves obligado a echar para adelante solo. Tamaña compromiso.

Por si esto fuera poco, tremenda vaina le echaron casi un millón de chavistas que votaron por Capriles. Quedó aturdido, aporreado, confundido, con un cable pelado, fuera de si, como pajarito en grama, sin capacidad para entender lo sucedido, al final despeja la ecuación y concluye una genialidad: “Hay una mitad mayoritaria y una mitad minoritaria”.

Después de gritar “que las cajas hablen y digan la verdad” (Ver video http://patil.la/11eL9AX) en pública aceptación a la solicitud de que efectúe el conteo del 100% de los votos, el Ilegítimo recula y comienza a transitar el camino culebrero de la amenaza y la represión. El cambio de seña vino de Cuba. ¡¿Tú estás loco?! Y el hombre gritó una frase memorable: “revísame el corazón con el telescopio”

Atrapado por el poder se aleja de la verdad, tiene un débil sentido de la realidad. Busca su legitimación en la designación de heredero dada por el Difunto, y lo expresa de modo singular con una de sus memorables frases: “Chávez me proponió”.