Maduro apoyará lo que decida el CNE

Foto: Cortesía VTV

Desde el Palacio de Miraflores, el presidente encargado, Nicolás Maduro, ofreció una rueda de prensa en compañía de 20 gobernadores de distintas entidades del país junto al vicepresidente, Jorge Arreaza y el ministro de petróleo y minas, Rafael Ramírez.

Sobre la merma de votos  que experimentó el oficialismo en las pasadas elecciones del 14 de abril, aseguró se debió al enfrentamiento de “una guerra con la burguesía”. Agregó que la oposición venezolana, liderada por Henrique Capriles,  también lleva a cabo una “guerra eléctrica”, con lo cual se refirió a los cortes de luz que experimentaron ayer los vecinos de la comunidad de Caucaguita.

Ratificó que el próximo viernes se juramentará como Presidente de la República ante la Asamblea Nacional.

Resaltó que su triunfo electoral fue una “victoria abrumadora sin el gigante”, dijo refiriéndose al fallecido presidente Hugo Chávez.

Anunció que el próximo lunes llevarán a cabo un “gobierno de calle”, con lo cual a partir de la próxima semana inciará un recorrido por todos los estados del interior del país. Informó que la salud será el tema prioritario, seguido de la educación.

Aclaró que quiere “cortar de raíz el culto a las armas y a los liderazgos negativos que se transmite a través de la televisión venezolana”. En este sentido, sostuvo que “no se trata de hacer política para destruir a un líder como Hugo Chávez”.

Explicó que este próximo periodo de gobierno (2013-2019) que inicia con su proclamación “va a hacer chavismo” y señaló que es el primer presidente chavista.

Aseguró que ha enfrentado un intento de golpe de estado y que “la burguesía amarilla simuló participar en un proceso electoral respetando la Constitución y que en el caso de ganar iba a respetar las misiones (…) las caretas se han caído”.

Con relación a la muerte de Rosiris del Valle Reyes, quien falleció en el supuesto enfrentamiento en el CDI de La Limonera, en Baruta, dijo:  “la burguesía te metió una bala en la espalda (…) que en paz descanse”. Asimismo, lamentó la muerte de José Luis Ponce y los declaró “mártires de la revolución bolivariana”.

“Quién dijo salir a la calle con odio y arrechera (…) el nuevo Carmona”, ratificó tras referirse a Capriles.

“Nosotros no odiamos, ni perseguimos a la familia donde vive para tocarle las puertas, por usted nuevo Carmona en la casa de Tibisay Lucena casi hubo una tragedia, insultaron y amenazaron de muerte a niños de cuatro años (…) porque su proyecto político es el odio y la violencia”, dijo refiriéndose al lider opositor.

Al igual que el ex candidato de la elección presidencial, llamó a la tolerancia, la democracia y el amor: “nosotros obraremos en función del amor (…) que nadie se confunda que porque somos militantes no sabemos combatir”.

Con relación a la agresión que sufrió el diputado William Dávila durante la sesión de la Asamblea Nacional, cuando fue golpeado por un diputado de la bancada oficialista, Maduro sostuvo que se trató de un “problema personal”.

En similitud con Capriles, Maduro decidió convocar nuevamente a un cohetazo a las ocho de esta noche, no obstante, se refirió al cacerolazo: “el cacerolazo es de la revolución y nació de los humildes”.

Agregó: “Yo sé que ya les inocularon el odio contra mí”.

Respecto al coordinador de Voluntad Popular, Leopoldo López señaló que éste le propuso para hacer un gobierno en conjunto, con lo cual dijo: “No hay pacto con la burguesía ni con ninguno de ustedes burguesitos fascitas”.

Sobre las solicitud de Capriles, con relación al reconteo de votos, Maduro enunció: “Nosotros apoyaremos lo que decida el CNE” y sostuvo que ya se hizo el 54% de la auditoría integral. No obstante, sostuvo que “no existen las auditorías”.

“Saque usted sus ojos de Venezuela John Kerry, ya basta de intervencionismos”, dijo refiriéndose a la respuesta del secretario de estado, quien informó este miércoles que no reconoce la proclamación de Maduro como Presidente, tras dudar de la viabilidad de su Gobierno.

“El nuevo Carmona no ha sido capaz de solidarisarse ni disculparse públicamente”, dijo refiriéndose a Capriles, sobre los presuntos ataques a la casa de la presidenta del CNE, Tibisay Lucena.

Asimismo, llamó a los venezolanos a usar su banda tricolor y juramentarse a su lado este viernes: “Vamos a plenar Caracas (…) todos juntos los invito vengan y luego un gran desfile”.