Américo De Grazia rechaza acusaciones en su contra por quema de viviendas

El diputado a la Asamblea Nacional por el estado Bolívar, Américo De Grazia, manifestó su rechazo al incendio intencional de tres soluciones habitacionales de interés social construidas por la Misión Vivienda en Upata.

Las casas equipadas que se encontraban deshabitadas fueron quemadas con gasolina la madrugada del jueves, según informaron las autoridades bomberiles del municipio Piar, hecho por el que el gobernador de Bolívar, Francisco Rangel Gómez, acusó a De Grazia de ser el responsable.

“El gobernador de manera inescrupulosa, cobarde y mentirosa me acusa personalmente de haber sido el autor intelectual y material de este acto criminal. En mi concepto esto obedece a toda la política orquestada por el G2 cubano de impulsar la inquisición para liquidar a todos los factores democráticos del país de la manera más impune y criminal”, advirtió.

El parlamentario comparó lo que a juicio aplica el gobierno de Venezuela tras el revés electoral del pasado domingo, con las políticas de persecución y exterminio político de la disidencia que ejecutaron los regímenes de Adolfo Hitler en Alemania, Benito Mussolini en Italia, Juan Domingo Perón en Argentina y Fidel Castro en Cuba.

“Estamos ante una manera inescrupulosa de manejar la política, este acto cobarde y criminal no tiene otro propósito que liquidarme políticamente, pues con esa excusa solicitarían allanarme la inmunidad parlamentaria para sacarme fuera de circulación o encarcelarme”, reveló.

Desesperación roja

Américo De Grazia alertó al país de la situación de acoso y persecución que se cierne sobre los factores democráticos y todo aquel que disienta del gobierno “ilegítimo” de Nicolás Maduro.

“En las empresas básicas también se pretende exterminar cualquier grupo democrático distinto al oficialismo, como lo hicieron en el pasado con la Lista Tascón. No es diferente tampoco lo ocurrido con la agresión a William Dávida o el retirarnos de las comisiones y el derecho a voz y voto a los diputados dentro del parlamento si no reconocemos a Maduro, así como si estuviésemos en un cuartel militar”, argumentó.

“Aquí lo que estamos viviendo es una situación de desesperación del régimen ante la pérdida electoral, nos están pasando la factura de haberle ganado al oficialismo por cuarta vez consecutiva en el municipio Piar ahora con el 60% de los votos”, aseveró.

De Grazia hizo hincapié en que el pueblo de Guayana y Venezuela perdió el miedo, y por ello seguirá protestando pacíficamente contra un gobierno que al no permitir la auditoría de los votos se mantiene como ilegítimo y fraudulento.

Asimismo el vocero calificó lo ocurrido en Upata como un acto de “autoflagelación”, cuyo fin es acusarlo falsamente para así inspirar a grupos armados oficialistas a cometer actos de retaliación y venganza.

“Hoy vimos en Upata una situación extremadamente delicada donde afectos al oficialismo llamaron a las diferentes radios diciendo que ahora tienen razones suficientes para quemarle la casa o el negocio a la familia de Américo De Grazia”.

“Quiero advertir que cualquier cosa que me pase a mí y a mi familia físicamente, cualquier agresión a los miembros de mi familia, responsabilizo directamente a Rangel Gómez”,  sentenció.

Prensa Causa R