Al menos 15 muertos y cientos de heridos por explosión en Texas (Fotos y Video)

Publicado en: Destacados, Internacionales

Una poderosa explosión se produjo el miércoles por la noche en una planta de fertilizantes cerca de Waco (Texas, sur de Estados Unidos) cuya onda expansiva dañó numerosas viviendas de los alrededores y dejó un saldo provisorio de entre 5 y 15 muertos y más de 160 heridos, según un primer balance oficial anunciado este jueves.

La explosión provocó una bola de fuego de unos 30 metros de ancho que luego dio paso a una nube en forma de hongo, según testigos. “Es como si una bomba nuclear hubiera estallado”, declaró a CNN Tommy Muska, el alcalde de West, localidad de unos 2.500 personas en la que se produjo la catástrofe.

El balance “es estimado por el momento en entre cinco y 15 muertos”, dijo ante la prensa el sargento Patrick Swanton, precisando que estas cifras pueden variar con el correr de las horas.

Informó además que más de 160 personas habían sido tratadas en los tres hospitales de la región por presentar heridas de diversa entidad.

El papa Francisco llamó este jueves a unirse a él en la oración por las víctimas de esta explosión. En un mensaje en la red social Twitter escrito en inglés para sus más de cuatro millones de seguidores en el mundo, el Papa escribió: “les ruego que se unan a mí en la oración por las víctimas de la explosión en Texas y por sus familias”.

Tras una noche agotadora, los socorristas continuaban en la mañana de este jueves esforzándose por manejar la situación en el lugar, mientras que el fuego aún seguía devastando las instalaciones de la planta.

La calidad del aire debido al humo potencialmente tóxico que se desprende del lugar del siniestro seguía siendo una de las principales preocupaciones, según Swanton, quien afirmó que en función de los vientos se podría disponer de nuevas evacuaciones de pobladores de la zona.

Teresa Wallace y su sobrina pudieron evitar lo peor de la explosión, pero sin embargo recibieron la orden de evacuar su domicilio antes del amanecer. “La puerta del garaje y la chimenea hicieron implosión, pero permanecimos en el interior hasta que la policía vino a golpearnos la puerta”, señaló la mujer.

Ella y su sobrina abandonaron su domicilio con apenas lo puesto para alojarse en una de las últimas habitaciones disponibles en un hotel de la esquina de su casa. Wallace se dio cuenta en el lugar que no tenía consigo su carné de identidad ni sus tarjetas de crédito. Un desconocido pagó la cuenta por ella.

“West es una buena ciudad, los vecinos se ayudan unos a otros. Deberemos ayudarnos mutuamente para superar esto”, añadió.

Por la mañana, los bomberos continuaban revisando las viviendas del lugar puerta por puerta en búsqueda de potenciales víctimas del siniestro.

Escuelas cerradas jueves y viernes

La noche del miércoles, la cadena local KWTX y un responsable de un hospital de Waco habían informado que el número de muertos podría ascender a entre 60 y 70 personas, citando ambos al director de los servicios de urgencia de West, George Smith.

Interrogado posteriormente por esa cifra de víctimas, D.L. Wilson, portavoz de Seguridad Pública de Texas, dijo que no podía “confirmar ni desmentir” ese dato. “Hay muertos. El número aún no es definitivo. Podría aumentar rápidamente. Las investigaciones están en marcha”, precisó.

Las escuelas han sido cerradas este jueves y el viernes, anunció a la AFP la comisaria Marty Crawford, precisando que “el colegio actualmente está en llamas”.

El estallido se produjo en una fábrica de fertilizantes el miércoles hacia las 20H00 (01HOO GMT del jueves), indicó telefónicamente a la AFP el portavoz de los bomberos Don Yeager, precisando que el origen aún no ha sido establecido.

“La explosión provocó el incendio de estructuras adyacentes a la fábrica”, agregó.

El siniestro ocurre dos días después del atentado perpetrado en la línea de llegada de un maratón en Boston (noreste) que dejó tres muertos y más de 180 heridos.

“Es una escena de devastación”, dijo por su lado Patrick Swanton, de la policía de Waco, subrayando que se desconoce el origen del incendio y que era imposible a esta altura decir si se trata de un accidente o de un acto criminal.

“Terminé tirada en el piso”

Según la prensa local, las ventanas de las viviendas en los alrededores estallaron por la onda expansiva.

“Terminé tirada en el piso. Es como si hubiesen levantado la carretera”, relató a CNN Cheryl Marich, cuya casa fue destruida.

Otro testigo, Bill Bohannan, contó al Waco Tribune-Herald que “cada vivienda en unas cuatro calles alrededor fue afectada”.

Crystal Anthony, quien integra la junta del distrito escolar de West, dijo que ella y su hija fueron “arrojadas” al piso por la fuerza de la explosión a pesar de que estaban a varias cuadras de la planta.

El próximo viernes se cumplen 20 años de la muerte de más de 80 personas en Waco como resultado del asalto de las autoridades contra el rancho de la secta de los Davidianos, reseñó Afp.

Más temprano

Entre 60 y 70 personas habrían muerto y cientos habrían resultado heridas por la explosión la noche del miércoles en una planta de fertilizantes afuera de Waco, Texas (sur de Estados Unidos), informó el canal local de televisión KWTX citando a un responsable de atención de emergencias.

La estación de televisión citó a George Smith, director de servicios de emergencia de West, el poblado donde esta ubicada la fábrica, como fuente del balance, que la AFP no pudo verificar de inmediato.

La explosión se produjo en una fábrica de fertilizantes hacia las 20H00 (01HOO GMT), indicó telefónicamente a la AFP el portavoz de los bomberos Don Yeager, precisando que el origen aún no ha sido establecido.

“La explosión provocó el incendio de estructuras adyacentes a la fábrica”, dijo Yeager. Según cadenas de televisión en los alrededores de la planta se ubican un ancianato y una escuela de secundaria que resultaron afectados.

La explosión provocó una bola de fuego de unos 30 metros que luego dio paso a una nube en forma de hongo, según testigos.

Los heridos están siendo trasladados a hospitales locales, añadió el portavoz de los bomberos.

Vecinos narraron a medios locales que las ventanas fueron rotas por la fuerza de la explosión.

Bill Bohannan, que estaba visitando a sus padres en West, aseguró que la poderosa explosión sacudió a las edificaciones vecinas.

“Yo estaba de pie al lado de mi coche auto, junto a mi novia, esperando a que mis padres salieran y y vino la explosión. Nos tocó dentro del auto. Cada vivienda en unas cuatro calles al alrededor fue afectada”, declaró al diario local Waco Times.

Crystal Anthony, quien integra la junta del distrito escolar de West, dijo que ella y su hija fueron “arrojadas” por la fuerza de la explosión a pesar de que estaban a varias cuadras de la planta.

“Un hogar de ancianos cerca está muy mal, hay un complejo de apartamentos y la escuela (secundaria West) que se incendió”, añadió.

Anthony dijo que algunos de los ocupantes de las edificaciones afectadas, incluyendo el ancianato, fueron llevados a un estadio y a un gimnasio cercano.

Un recepcionista de un hotel cercano, dijo que al parecer se presentó “un pequeño incendio y luego la explosión cuando el agua entró en contacto con el amoniaco” que se utilizaba en la planta.

La explosión ocurre mientras Estados Unidos se encuentra aún sacudido por el atentado el lunes durante la Maratón de Boston que dejó tres muertos y más de 180 heridos, y por las revelaciones de que tres cartas con veneno de ricino, una de ellas dirigida al presidente Barack Obama, fueron interceptadas y un hombre sospechoso de haberlas enviado fue detenido.

El próximo viernes se cumplen 20 años de la muerte de más de 80 personas en Waco como resultado del asalto de las autoridades contra el rancho de la secta de los Davidianos.

FOTO AFP

Más temprano

La explosión la noche del miércoles en una fábrica de fertilizantes en Texas ha dejado entre cinco y 15 muertos y más de 160 heridos, informó este jueves un portavoz de la policía local, en el primer balance oficial divulgado tras producirse el siniestro.

Las cifras aún pueden variar, pero el balance “es estimado por el momento en entre cinco y 15 muertos”, dijo ante la prensa el sargento Patrick Swanton, precisando que los tres hospitales de la región habían tratado a más de 160 personas que presentaban con heridas diversas.

FOTO CHIP SOMODEVILLA / GETTY IMAGES NORTH AMERICA / AFP

La explosión se registró en la planta de West Fertilizer, informó telefónicamente a la AFP el portavoz de los bomberos locales, Don Yeager. La causa aún no fue establecida.

Los bomberos acudieron al lugar de la explosión, en el poblado de West, al norte de Waco, donde las llamas se extendieron a edificaciones vecinas.

“La explosión provocó el incendio de estructuras adyacentes a la fábrica”, dijo Yeager.

 

Una cifra no precisada de heridos fue trasladada a hospitales locales, añadió el portavoz de los bomberos.

La explosión ocurre mientras Estados Unidos se encuentra aún sacudido por el atentado el lunes durante la Maratón de Boston que dejó tres muertos y más de 180 heridos, y por las revelaciones de que tres cartas con veneno de ricino, una de ellas dirigida al presidente Barack Obama, fueron interceptadas y un hombre sospechoso de haberlas enviado fue detenido.

El próximo viernes se cumplen 20 años de la muerte de más de 80 personas en Waco como resultado del asalto de las autoridades contra el rancho de la secta de los Davidianos.

AFP

Video AFP

, , ,

Comments are closed.