Kerry insiste en que el reconteo en Venezuela es necesario

(Foto Reuters)

El secretario de Estado de EEUU,  John Kerry insistió el jueves en solicitar un recuento de votos tras las disputadas elecciones presidenciales en Venezuela y expresó su esperanza de que el candidato oficialista Nicolás Maduro acceda a la auditoría.

“Dejo la puerta de la esperanza abierta para que tal vez algo cambie en relación a Venezuela, pero en esto momento obviamente no está en una buena situación”, dijo Kerry al comparecer ante el comité de relaciones exteriores del Senado.
Por LUIS ALONSO LUGO,Associated Press

“Mi esperanza es que nadie cierre puertas automáticamente, cuando empieza este nuevo gobierno pase lo que pase en los próximos días”, agregó. “Pero nuestra posición es que la auditoría es un primer ingrediente importante para brindar confianza a la comunidad entera de naciones interesadas en este desenlace”.

Kerry había dicho la víspera durante otra audiencia legislativa que el presidente Barack Obama tomaría una decisión sobre reconocer o no la victoria de Maduro, pero no especificó el jueves si había consultado con la Casa Blanca la noche del miércoles.

Maduro respondió la víspera a comentarios similares de Kerry, increpándolo sobre “qué tiene que hablar usted de Venezuela si ya bastantes problemas económicos, sociales y políticos agobian al pueblo de Estados Unidos. ¡Saque usted sus ojos de Venezuela, John Kerry! ¡Fuera de aquí! ¡Ya basta de intervencionismo!”.

Las autoridades electorales anunciaron la victoria de Maduro, el heredero elegido por Hugo Chávez, por 235.000 votos o 1,59 puntos porcentuales por encima de su contrincante opositor Henrique Capriles, quien condicionó reconocer el resultado a un recuento total de los votos.

La petición de Capriles para recontar la totalidad de votos encontró el miércoles un nuevo escollo, luego de que la presidenta del Tribunal Supremo de Justicia, Luisa Estela Morales, aseguró que la Constitución y leyes locales no prevén un conteo manual.

Maduro fue proclamado el lunes como triunfador de la elección por el Consejo Nacional Electoral —un trámite legal en el que el ganador recibe un diploma— y planea juramentarse el viernes para ejercer un mandato de seis años.

Los diputados opositores sopesaban el jueves si brindar el reconocimiento tácito al nuevo mandatario asistiendo a la toma de posesión o mantenerse en línea con Capriles para desconocer el triunfo.

La procuraduría general venezolana informó el martes que siete personas murieron y 61 resultaron heridas durante las protestas callejeras ocurridas tras las elecciones.

Venezuela y Estados Unidos carecen de embajadores desde 2010, pero el intercambio comercial entre ambos países se ha mantenido pese a que las relaciones se han vuelto tensas desde que Chávez asumió el poder en 1999.