Luis Manuel Aguana: La transformación de Henrique

Ha sido un lugar común en todos los comentarios de la prensa escrita y televisada que la figura política de Henrique Capriles se creció durante este segundo proceso electoral. De ser ese candidato pendejo tratando de ser mejor que Chávez pero imitando sus promesas, se ha convertido en un político de envergadura, retando al régimen de una manera formidable y liderando una de las gestas más trascendentales del país desde el 11 de Abril de 2002.

El propio candidato ha dicho que ya no es el mismo. Supongo que al fin, como el Kung-Fu Panda de la película animada, pudo alcanzar la paz interior y manifestarse más allá de las culebras que lo rodean. Porque no nos engañemos, alrededor de los políticos que trascienden pululan toda una suerte de agentes contaminantes del pensamiento puro de la persona, que envenenan su buen juicio. Y si no se tienen firmeza de conducta, claridad de propósitos y por sobre todo una ética a prueba de bombas nucleares, todo lo que dice y hace está contaminado por esas personas venenosas. Por eso Chávez empezó como empezó y terminó como terminó.

Henrique se transformó de un candidato de una elección presidencial a un gigante político, aplomado y contundente. No es la misma persona del 7 de Octubre. Todas y cada una de sus intervenciones han sido demoledoras para el gobierno. Su solicitud al CNE y al gobiernito de Maduro es incuestionable aquí y en la China: hay que contar los votos.

Todos los gobiernos del mundo serio y civilizado le han dado la razón. ¿Por qué el otro candidato se niega luego de haber dado su aprobación? ¿Por qué la autoridad electoral del país no procede como cualquiera al reconteo de votos cuando hay evidencia cierta de irregularidades en el proceso? Dudas, muchísimas dudas de un proceso, en esencia tramposo, hacen que a esta galleta del gobierno y su CNE le caiga un palo de agua, deshaciéndose en la medida que pasan las horas.

¿Porqué todos los operadores del gobierno, incluida la Presidente del TSJ, con el mayor desparpajo salen a defender la especie de que como el voto en Venezuela es electrónico no se cuentan las boletas? ¿Qué vaina es esa? ¿Es que acaso vamos a contar los bits y bytes de las máquinas cuando haya un reclamo? ¿O es que la única prueba de la voluntad del elector no es precisamente esa boleta que EL MISMO ELECTOR vio y constató cuando votó y lo depositó en una urna electoral? Las elecciones son un proceso HUMANO en esencia y sus resultados deben estar al alcance y entendimiento de todos por igual. ESO NO OCURRE EN VENEZUELA.

Si bien es cierto que la ley electoral dispuesta en este gobierno indica que EL ESCRUTINIO es electrónico (Ley Orgánica de Procesos Electorales: “Artículo 141. El acto de escrutinio deberá ser automatizado y excepcionalmente manual, cuando así lo determine el Consejo Nacional Electoral.”) haciendo del voto un ente virtual que solo se cuenta dentro de una máquina, no menos cierto es que la voluntad del elector se manifiesta en esa boleta que deposita en el acto electoral. Por más gritadera que tengan los siguises del gobierno y del CNE, el voto es uno solo y la voluntad del pueblo se expresa en esas boletas que se pueden contar.

El candidato no debe bajo NINGUN respecto ceder ante las presiones de cualquier sirena que venga a cantarle que con contar solo Actas y Cuadernos es suficiente. NO ES SUFICIENTE. ¿Y porque no lo es? Porque lo que evidencia la voluntad real de los electores en su preferencia electoral son esas boletas, que deben ser contrastadas con los totales que arrojaron las Actas de Escrutinio automatizado, así como en el total de electores de carne y hueso que fueron a votar, plasmados indudablemente en los Cuadernos Electorales. No es posible ceder en esa exigencia porque sino para eso simplemente se hubiera aceptado ese resultado chimbo y fraudulento. ¿Porque el gobierno está quemando las boletas? Porque en esas cajas hay más votos reales para Henrique que para el ilegitimo al que le levantaron la mano. La diferencia a favor del ILEGITIMO es elecrónica.

De acuerdo a Iñaki Gainzaraín (http://www.gainzaedmat.blogspot.com/) el procedimiento que debe solicitar el candidato y el Comando Simón Bolívar debería seguir este curso de acción: que el CNE convoque de nuevo a los Miembros de Mesa y testigos a todos los Centros Electorales, con presencia de la observación nacional e internacional. Ordenarle al Plan República la restitución a cada Mesa del material electoral que corresponda para su conteo respectivo, con la presencia del pueblo que votó en esos Centros como garantía de transparencia.

De no aparecer el Material Electoral, sea porque el Plan República lo quemó, lo extravió o simplemente lo hizo desaparecer, los responsables del Plan República correspondientes deberán ser sancionados de acuerdo a la normativa vigente y proceder a llamar a nuevos comicios en esas Mesas que serían de esa manera inmediatamente identificadas. De igual forma llamar a nuevos comicios en aquellas Mesas donde las auditorias no cuadren como deberían cuadrar de acuerdo con las boletas, Actas y Cuadernos Electorales.

Con este sencillo procedimiento a) Se contaría en un solo día el 100% de las boletas porque lo harían los propios Miembros de cada Mesa; b) Todo sería seguro y legítimo, porque se haría con los mismos testigos de ambas partes, con la presencia del pueblo venezolano y c) Se sancionarían exactamente aquellos Miembros del Plan República que destruyeron el material electoral.

Todos los venezolanos, y digo todos porque los cacerolazos han demostrado que ya el pueblo de cualquier condición económica y social está hastiado de tanto atropello, deseamos salir de esta angustia que no nos ha dejado descansar, con la siembra de miedo e incertidumbre en nuestros corazones. Solo la fortaleza del liderazgo de Henrique Capriles puede ponerle fin a esta situación.

Lo único que debe recordar nuestro candidato es que él se ha convertido el algo más allá que la esperanza de muchas personas. El representa el sentimiento de cambio de todo un país y si su transformación del 7-O al 14A ha servido para algo, ha sido para unificar a aquellos que lo adversábamos en relación al fraude electoral y a su entrega el 7-O, en torno a una sola posición opositora, que día a día deberá crecer y ser mas fuerte alrededor de un liderazgo que no debe desmayar ni un solo segundo en solicitar lo que le corresponde porque somos mayoría.

A partir de ahora, si la situación no cambia, y el CNE y el gobierno insisten en ignorar nuestra solicitud y la de nuestro candidato para el reconteo del 100% de los votos, de los Cuadernos Electorales y las Actas automatizadas, los venezolanos deberemos emprender desde ya una mega cruzada de Lucha No Violenta en contra de este régimen, ya no solo para la realización de nuevas elecciones por el rechazo de un Presidente y un gobierno abiertamente ILEGITIMOS, sino por algo de mayor magnitud y trascendencia: El comienzo de una segunda Independencia de Venezuela, pero esta vez de la dominación cubana.

Estoy seguro que todos estamos preparados para continuar con esa lucha que ha comenzado con las marchas y cacerolas desde el 14A, y hago votos porque la transformación de Henrique trascienda hasta esa Independencia, poniéndose al frente de ella el tiempo que sea necesario hasta recuperar la Soberanía que alguna vez tuvimos…

Caracas, 18 de Abril de 2013

http://ticsddhh.blogspot.com/
[email protected]
Twitter: @laguana