Vargas Llosa sobre Venezuela: Estrecha diferencia de votos es el comienzo del fin del populismo

EFE

En una entrevista al canal Globovisión, Vargas Llosa manifestó que el triunfo por estrecho margen de Nicolás Maduro en las elecciones venezolanas es el “comienzo del fin del populismo en Latinoamérica” e instó a los países latinoamericanos a pedir un recuento de votos en Venezuela.

El candidato opositor, Henrique Capriles, pidió que se vuelvan a contar, voto a voto, los sufragios del pasado domingo y cuyo resultado le dio la victoria a Maduro con el 50,7 %, frente al 48,9 % del rival.

En la misma entrevista, Vargas Llosa culpó a los intelectuales latinoamericanos por su falta de participación en la vida política y social de la región.

“Las personas ya no quieren tomarse una foto con un escritor sino con los ídolos del fútbol o la música, como (el exastro argentino Diego Armando) Maradona, que sólo sabe pensar con los pies”, enfatizó.

El Nobel peruano Mario Vargas Llosa, quien cumple una agenda académica en Brasil, afirmó hoy que el concepto de cultura y arte no es el mismo del pasado y esa “decadencia cultural” pueden llevar al hombre de nuevo “a las cavernas”.

“La misma cultura que nos tiró de las grutas y nos llevó a las estrellas puede, ausente de fuego y de vigor, hacernos retroceder hasta las cavernas”, aseveró Vargas Llosa, encargado de abrir la temporada de este año del ciclo “Fronteras del pensamiento”, que se celebra en Sao Paulo.

El autor de “La fiesta del chivo” añadió que “la cultura no es lo mismo que ya fue en el pasado, pues el concepto de cultura es todo y entonces, de cierta forma, no es nada”

El escritor de 77 años, que impartió la conferencia “La civilización del espectáculo”, sobre la banalización de la cultura, señaló que la palabra se degradó al punto que se habla de “cultura homosexual, cultura reggae, cultura de la cocaína”.

“La civilización del espectáculo”, su último ensayo que será lanzado en septiembre en Brasil, dio nombre a la primera de las conferencias de 2013 del tradicional ciclo intelectual, del que Vargas Llosa participó en 2010 después de ganar el Nobel de Literatura.

La inspiración del libro, apuntó el escritor, surgió después de visitar hace una década la Bienal de Venecia y sentirse “maltratado” por lo que vio en esa importante cita del arte mundial.

“No llevaría ninguno de los cuadros para mi casa y lo peor fue que sentí que se estaban riendo en mi cara”, declaró.

Vargas Llosa volvió a criticar al artista británico Damien Hirst, a quien consideró como el “emblema de la frivolización del arte” y señaló que el universo artístico se está convirtiendo “en una gran Disneylandia”.