Versiones contradictorias sobre la violencia postelectoral

(Foto La Verdad)

Después de los comicios del domingo se han reportado 11 muertos, 240  detenidos e investigados por la Fiscalía y 75 audiencias penales. También han sido denunciados ataques contra 14 sedes del oficialismo y 6 de la oposición, así como daños a CDI, publica El Nacional.

Caso La Limonera

El ministro de Relaciones Interiores y Justicia, Néstor Luis Reverol, informó el martes que José Luis Ponce, de 45 años de edad, fue asesinado por grupos de la oposición cuando celebraba el triunfo de Nicolás Maduro Moros de manera pacífica el lunes a las 7:00 pm.
En ese hecho también resultó herida Rosiris Reyes, de 44 años de edad, que murió el martes. Según el funcionario, ambas personas fueron atacadas cuando intentaban defender el módulo del Centro Diagnóstico Integral de La Limonera, en Baruta, que supuestamente fue atacado con objetos contundentes por un grupo de la oposición.

Edgardo Ponce, hermano de José Luis Ponce, dijo que la víctima recibió la llamada de un compañero del PSUV, que inicialmente le advirtió que iban a atacar el CDI del sector de Piedra Azul. Antes de que Ponce llegara al lugar, lo llamaron nuevamente para decirle que no había por qué preocuparse, por lo que la víctima decidió regresar a su casa en La Limonera.
En el camino de regreso él y Rosiris Reyes recibieron los disparos efectuados desde una camioneta Toyota Autana, color blanco. Cuando mataron a Ponce e hirieron a su acompañante, ambos estaban aproximadamente a dos kilómetros de La Limonera, específicamente en el sector Monterrey. Se espera que el Cicpc realice las pesquisas.

Sedes políticas atacadas

El presidente de Copei, Roberto Enríquez, denunció la agresión a varias de sus casas regionales. Los ataques se produjeron el martes entre las 9:00 pm y las 11:00 pm. La casa de Sabaneta, Barinas y de Rubio, en Táchira, fueron incendiadas. El dirigente Ramón Vargas resultó herido de gravedad. El presidente de Copei en el municipio Zamora de Barinas, Antonio Rodríguez, fue maniatado e intentaron quemar su casa, donde estaban sus hijos menores de edad. En Mérida, el dirigente Lorenzo Zambrano recibió un disparo en la cabeza. En Caraballeda intentaron incendiar la sede de la tolda verde.
El martes, un grupo de oficialistas entró a la sede de Acción Democrática en el estado Monagas y después de causar destrozos fue quemado el inmueble. Los que irrumpieron en la casa del partido político llegaron al lugar con sus rostros cubiertos con capuchas y amenazaron con golpear con palos y piedras a un grupo de personas que intentaron impedir la agresión.
En Apure, el domingo agredieron a los votantes del vicerectorado de la Unellez en San Fernando. El lunes, la sede del partido Fuerza Ciudadana fue atacada por motorizados del oficialismo. Félix Reyes fue agredido cuando efectuaba cacerolazo en la noche en la urbanización Serafin Cedeño por grupos de motorizados chavistas.

Otros muertos

Carlos Castillo Chávez, de 26 años de edad, fue asesinado el lunes en la noche durante el cacerolazo que efectuaron vecinos en la zona de Barrera Sur del municipio Libertador de Carabobo. Petra Chávez, su madre, relató: “Un grupo de chavistas, en una caravana de motos, mataron a mi hijo”.
En La Pastora mataron a Luis Velásquez, de 24 años. No estaba participando en el cacerolazo del lunes, pero resultó herido cuando pasaron cerca  de 40 motorizados de un colectivo y dispararon.
A Kelly Dayana Espinoza, de 29 años de edad, la mató un vecino en la calle El Progreso del sector La Acequia, callejón Bolívar de Antímano. Le dieron varios tiros durante una discusión por razones políticas el lunes, cuando un grupo de oficialistas celebraban.
En Táchira hubo tres muertos que el oficialismo intentó atribuir a ataques de la oposición, pero aún no tienen claras las circunstancias en las que ocurrieron estas muertes.
A Antonio Vera, de 26 años de edad, lo mataron el domingo 14 de abril en la noche en el barrio La Playa.
Esa misma noche murió Henry Manuel Rangel Larasa, de 32 años de edad, en el sector El Campin, en la localidad de Santa Ana, municipio Córdoba. Recibió al menos ocho disparos en la espalda al salir de la residencia donde vivía, en el sector donde lo asesinaron. El ministro Reverol dijo que él había sido atacado por la oposición.
El otro fallecido fue identificado como Keler Guevara, de 23 años de edad, funcionario de la Policía Nacional Bolivariana.

Detenciones en Lara

84 jóvenes permanecen detenidos en las instalaciones del destacamento 47 de la Guardia Nacional en Barquisimeto. El lunes detuvieron a 17 manifestantes y los otros 67 aprehendidos el martes cuando estaban en las inmediaciones del Consejo Nacional Electoral. Los familiares de algunos de los detenidos señalaron que los militares los maltratan. Ayer fueron trasladados a la sede del Cicpc para realizarles exámenes forenses y de ahí irían a la Fiscalía Quinta del Ministerio Público. En otras regiones como Carabobo también hubo detenidos.

Balance del TSJ

Han sido celebradas en los tribunales penales 75 audiencias de presentación de personas que fueron detenidas por su presunta vinculación con los hechos de violencia en varias ciudades del país, informó la presidenta del TSJ, Luisa Estella Morales. Reiteró que fueron siete las personas fallecidas: José Luis Ponce, Henry Rangel, Cliver Enrique Guzmán, Ender José Bastardo, Luis García Polanco, Rey David Sánchez y Giovanni Hernández.
Aseveró que los casos no quedarán impunes. Indicó que los detenidos han sido imputados por porte ilícito de armas e instigación a delinquir. 240 personas son investigadas por el Ministerio Público.

Confusión en Cumanacoa

Néstor Reverol, ministro de Relaciones Interiores y Justicia, indicó que Ender José Bastardo, de 21 años de edad, también fue asesinado en el municipio Monte, en la población de Cumanacoa, en Sucre. Supuestamente participó, el lunes en la noche, en la celebración de la victoria de Nicolás Maduro Moros cuando le dieron cuatro tiros.  Además resultaron heridos Álvaro José Bastardo, de 19 años de edad, y Moisés José Cordero Idrogo, de 26 años de edad. Reverol dijo que dispararon contra la caravana.
William Bastardo, padre de Ender José Bastardo, negó que su hijo hubiese estado celebrando el triunfo de Nicolás Maduro. Señaló que la concentración en la que estaba junto a otras personas fue un cacerolazo convocado por la oposición como medida de protesta por los resultados emitidos por el Consejo Nacional Electoral. La víctima recibió cuatro tiros. “No quiero que politicen la muerte de mi hijo. Simplemente exijo justicia”, dijo el hombre.

Quién mató al militante del PSUV

Entre las víctimas de las jornadas de protesta del lunes en la noche y que el oficialismo contabiliza está Luis Eduardo García Polanco, de 25 años de edad. El ministro Néstor Reverol dijo que este hombre fue herido por un grupo de personas que accionaron armas contra gente que estaba alrededor del Consejo Nacional Electoral en el estado Zulia, donde también estaban un grupo de estudiantes que rechazaba los resultados de las elecciones del domingo.
García era militante del Partido Socialista Unido de Venezuela y empleado del Hospital Central de Maracaibo. Recibió un tiro en la cara.

Luis Eduardo García Polanco, de 24 años de edad, cayó muerto frente a la sede del CNE en el Zulia, en la avenida El Milagro de Maracaibo. Sus familiares dijeron que grupos de Gobierno y oposición defendían y protestaban en el sitio por los resultados de las presidenciales, y supuestamente del bando opositor lanzaron una botella que le cayó al joven. En un video tomado por vecinos de la zona se ve un grupo de gente en una camioneta blanca que llega al lugar y disparan contra los estudiantes. Posteriormente llegó la Guardia Nacional y disparó contra la camioneta, y es cuando el hombre cayó herido al pavimento y falleció.

No cuadran las cifras

Ayer, el diputado Pedro Carreño dijo en una reunión de la Comisión de Contraloría de la AN que 12 CDI fueron quemados y 25 médicos cubanos habían resultado heridos. Sin embargo, el gobierno de Cuba afirmó que sus médicos en Venezuela mantienen los servicios y “siguen cumpliendo con su deber” en tanto no se han reportado lesionados luego de los ataques a centros médicos donde trabajan los colaboradores de la isla, informó el diario oficial Granma, que ofreció declaraciones del viceministro cubano de Salud, Roberto González.
La fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, dijo el martes que 7 personas murieron, 61 resultaron lesionadas y 135 quedaron detenidas por las agresiones contra las protestas oficialistas.
De acuerdo con el balance que ofreció la fiscal, nueve Centros Diagnóstico Integral fueron quemados, así como algunas sedes de Pdval, Mercal, oficinas de Cantv, hospitales y viviendas de oficialistas. Sin embargo, no precisó dónde ocurrieron estas agresiones.

En cifras

11 muertos Han dejado las manifestaciones del oficialismo y la oposición en seis estados del país.

240 personas de la oposición son investigadas por el Ministerio Público por la presunta comisión de varios delitos.