Voluntad Popular: Guayana se cansó del abuso y la mentira

La responsable de Voluntad Popular en el estado Bolívar, Olivia Lozano, aseguró  que la derrota electoral propinada al gobierno en Guayana es un reflejo del profundo descontento por las políticas destructivas aplicadas en la entidad, particularmente en las empresas básicas, donde sus miles de trabajadores viven una precaria situación económica, marcada por el desempleo e incumplimiento de beneficios.

“Bolívar derrotó el abuso y la mentira, revirando con el voto por el progreso, por lo que se suma a la exigencia nacional de contar voto a voto y cotejarlo con los cuadernos de votación para aclarar el resultado de un proceso electoral plagado de irregularidades”, señaló Lozano.

La dirigente de la tolda naranja critica que el gobierno haya sacado sus “garras fascistas” para evitar el reconteo solicitado por el Comando Simón Bolívar y al mismo tiempo criminalizar la protesta cívica y pacífica de los ciudadanos que buscan defender la voluntad popular.

“Andan inventando escenarios de enfrentamiento, atacando bien sea con la Fuerza Armada, infiltrados o bandas de delincuentes en motos, para  así generar un ambiente de zozobra, acusar a Henrique Capriles y a Leopoldo López e impedir que se ejecute la auditoría”, amplió.

En tal sentido contrastó los llamados a la paz de Capriles y el responsable nacional de VPA con los de la alta dirigencia oficialista, cuyos voceros pese al resultado electoral del domingo “continúa tildando a más de 7 millones de venezolanos de burgueses, apátridas y fascistas, instigando al odio cuando la realidad es que son un pueblo que está cansado de la ineptitud del gobierno que no atiende sus problemas”.

Y sentenció: “Nosotros rechazamos la violencia venga de donde venga y nos desmarcamos de ella, pero le pedimos de manera tajante al gobierno que amarre a sus bandas armadas que asediaron los centros de votación y que en motos dispararon contra quienes pacíficamente caceroleaban en diversas partes del país, eso es intolerancia”.