Expertos de la OMS estudian “brotes familiares” de la gripe H7N9 en China

Expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) estudian en China si el virus de la gripe aviaria H7N9 se transmite entre las personas, después de que se registrara el caso de tres familias con más de un miembro aparentemente infectado, aunque minimizó este viernes en Pekín los temores a que se produzca una pandemia.

(foto AFP)

“Lo que ignoramos es el tamaño de la parte sumergida del iceberg”, declaró en una rueda de prensa Michael O’Leary, representante de la OMS en China.

Antes de los 87 casos de infección en personas registrados en China, la cepa H7N9 de la gripe aviaria no se había transmitido al ser humano. Este virus ya causó 17 muertes, principalmente en el este del país, en Shanghai y en los alrededores.

A pesar de los esfuerzos de las autoridades, el H7N9 se propagó al menos a cuatro provincias y a Pekín y Shanghai, las dos principales metrópolis del país más poblado del mundo. A pesar de que su avance es lento, cada día se anuncian nuevos casos.

Los “brotes familiares” (varios infectados en una misma familia) preocupan especialmente a los especialistas ya que podrían ser la primera prueba de una contaminación entre humanos, una hipótesis temida ya que podría desencadenar una pandemia.

Un equipo de 15 especialistas extranjeros se encuentra sobre el terreno para intentar reunir información sobre la cepa H7N9.

El presidente chino, Xi Jinping, pidió este viernes a las autoridades que tomen medidas eficaces para limitar la propagación del H7N9, anunció el Comité Central del Partido Comunista Chino, citado por la agencia China Nueva.

Las autoridades chinas “hacen todo lo que está en su mano para impedir (al virus) que se propague”, aseguró este viernes Hua Chunying, portavoz del ministerio chino de Relaciones Exteriores.

Al menos en dos de los tres “brotes familiares”, un miembro de la familia está infectado mientras que otro presentó síntomas “similares en el plano clínico y se supone que son los del H7N9″, dijo O’Leary.

Entre las cuestiones cruciales por resolver se encuentra el hecho de que algunas de las personas que enfermaron parece que no tuvieron ningún contacto con aves de corral infectadas.

“El primer objetivo de las investigaciones es determinar si el H7N9 se propaga efectivamente, a un nivel inferior, entre humanos. Pero por el momento nada lo indica si no son estos escasos ejemplos” de los brotes familiares, explicó Michael O’Leary.

“Las pruebas muestran todavía que las aves de corral son la vía de transmisión, incluso si los epidemiólogos no establecieron aún una manera (de contagio) clara y sólida”, añadió. AFP