Falta voluntad política para solucionar el problema de la basura

(Foto El Carabobeño)

Los habitantes de las comunidades del Eje Occidental esperan que los alcaldes de los tres municipios vallealtinos, hagan un mayor esfuerzos para dar respuesta a quienes han estado pidiendo, en múltiples oportunidades, acerca del cierre de la botadero de basura de Bellorín y de cómo se dispondrá de los desechos sólidos que se generan en estas localidades.

Desde los años 90, cuando era alcalde de Bejuma, Luis Francisco Rodríguez Mérida, se está hablando acerca de conformar una mancomunidad para el tratamiento general de la basura. El organismo fue creado pero todavía no ha dado respuestas a las solicitudes de las comunidades, en especial de Bejuma, que es la que se ve más afectada por la contaminación que genera el vertedero de Bellorín ubicado en esta localidad.

En las discusiones acerca de este problema, siempre se han hecho presentes quienes, en distintas épocas, han representado al Ministerio del Poder Popular para Ambiente, de la Gobernación de Carabobo y de las alcaldías involucradas, pero hasta ahora no se ha dado una respuesta que ayude a resolver la situación, la cual amerita que se trabaje a fondo en ella, que se atiendan las propuestas que se han hecho y que se comiencen a hacer planes, en los cuales deben estar involucradaa las comunidades, como elemento fundamental para buscar salidas al problema.

Alberto Antonio Salas, habitante de Bejuma, piensa que ya han pasado muchos años en la búsqueda de soluciones. Dice que ha leído en la prensa que el problema no se ha resuelto, porque las comunidades aledañas a los terrenos que se han conseguido para convertirlos en un relleno sanitario se han opuesto.

Más información en El Carabobeño.