Ejecutivo condenado a 60 años de prisión tras violar a sus hijas

La justicia chilena condenó a un ejecutivo del Banco Central a una pena de 60 años de prisión, sin beneficios, por violar reiteradamente a sus tres hijas.

Enrique Orellana, gerente de Estrategia y Comunicación de Política Monetaria del Banco Central de Chile, figura aún como funcionario de la institución estatal, y rechaza los cargos en su contra. La defensa aseguró que solicitará la nulidad del juicio, ya que considera que se presentaron resquicios que dejan ver irregularidades en el trámite.

El abogado Francisco Cox aseguró que “las niñas no tenían lesiones” y que el examen físico a las menores fue realizado por un funcionario del Servicio Médico Legal con poca experiencia. Aseguró que el examen duró “apenas siete minutos” y que sus conclusiones “no fueron refrendadas con lo que dicen los estudios internacionales en la materia”.

Cox añadió que las niñas son “manipuladas desde el entorno familiar materno” lo que las llevó a modificar “lo que dijeron en el primer juicio oral”.

Precisó además que Orellana “está muy afectado” pues “hace tres años que no puede ver a sus niñas y además hoy está detenido por un crimen que no cometió”. El ejecutivo fue sentenciado a 20 años de cárcel por cada una de las víctimas, que al momento de la violación tenían 3, 4 y 9 años.

El fiscal Patricio Macaya precisó que Orellana “violó a cada una de sus tres hijas” por lo que el delito es más grave y recibe una condena mayor al de abuso sexual.

Según la fiscalía, las violaciones se cometieron desde 2009 por casi un año, mientras las menores lo frecuentaban en el contexto de un régimen de visita parental.

Orellana además fue inhabilitado para ejercer cargos públicos, y tiene prohibición de trabajar con menores de por vida.

El sentenciado tampoco podrá acercarse a las víctimas, y deberá cancelar un monto de 851.000 dólares, luego que la demanda civil interpuesta por la madre de las niñas fue acogida por el Tribunal.