Scarlet Ortiz califica de atípica la telenovela “Dulce amargo”

La actriz venezolana Scarlet Ortíz regresó a su tierra para grabar como protagonista la telenovela “Dulce amargo”, un serial que califica de atípico y que, además, llega a las pantallas de México de la mano de Erik Hayser y Fernando Noriega.

EFE

“No es una novela rosa típica, sino es una historia bastante de ruptura porque Mariana (su personaje) atraviesa por un conflicto personal muy fuerte”, dijo a Efe la actriz que para grabar esta telenovela volvió a su país tras 12 años de intenso trabajo en el extranjero.

La producción, a cargo de la venezolana Televén en alianza con Cadena Tres y distribuida por Telemundo, es una adaptación de la escritora venezolana Iris Dubs de la original chilena “Los Treinta”.

Ortiz interpreta a Mariana Wilhem, una especialista en emergencias casada y madre de un niño de 6 años, a quienes abandona el día de su séptimo aniversario.

Los traumas que la han marcado desde la infancia la hacen tomar decisiones drásticas que, incluso, la llevan a relacionarse con otro hombre de manera pasional.

“Mi centro siempre ha sido Miami y he estado haciendo telenovelas en México, Perú, República Dominicana, Colombia, Argentina y Ecuador”, añadió Ortiz, casada con el también actor venezolano Yul Burkle y con quien tiene una pequeña hija, Bárbara.

Regresar a Venezuela, dijo, ha sido una experiencia “buena e interesante porque me ha permitido reencontrarme con mi familia, amigos, mi comida; que mi hija comparta con sus abuelos y que conozca las raíces de sus padres”.

Esta actriz es una cara habitual para la televisión hispana de Estados Unidos y es recordado su paso por producciones como “Amas de casa desesperadas”, la adaptación en español de la exitosa “Desperate Housewives” y el programa concurso “Mira quien baila!” .

Entre sus éxitos internacionales se cuentan “Todo sobre Camila” en Perú, “Todos quieren con Marilyn” en Colombia, “Trópico” en República Dominicana, y “Rafaela” en México. EFE