Abusos con voto asistido empañan resultados del 14A

FOTO AFP

“¿Te acompaño?”, le preguntó un hombre con camisa roja en la entrada del salón de clases donde se encontraba su mesa de votación. Contestó con una frase corta: “No hace falta”. Siguió su camino para sufragar: entregó la cédula, comprobaron su huella, le desbloquearon la máquina y, cuando se encontraba detrás de la mampara para oprimir la opción de su preferencia, el mismo hombre le insistió: “¿Puedo pasar?”. La segunda respuesta negativa trajo consigo una recriminación y una amenaza: “¿No te da pena estar con los escuálidos? Vos te lo pierdes”. El acoso no le impidió votar por Henrique Capriles Radonski, candidato de la MUD.

La escena ocurrió en el municipio Mara, estado Zulia, y no siempre tuvo un final como ese. En esa jurisdicción, donde votan más de 120.000 personas, se puso en marcha el domingo 14 de abril una operación de coacción de electores para obligarlos a votar con acompañamiento de activistas del PSUV que respaldaban al candidato del Gobierno, Nicolás Maduro. Así se desprende de testimonios recabados y del análisis de las denuncias recibidas por el Comando Simón Bolívar y por nueve organizaciones no gubernamentales que monitorearon el proceso.

Los casos involucran por lo menos 10 centros de votación de Mara y afectaron en su mayoría a trabajadores dependientes de la Gobernación del Zulia y de la municipalidad. Los informantes atribuyen al alcalde Luis Caldera, dirigente del PSUV, la responsabilidad de encabezar la maniobra.

Más información en El Nacional.