Kate Middleton romperá con una tradición real al dar a luz a su primer hijo

 

(Foto Hola)

La duquesa de Cambridge romperá con una tradición real al dar a luz a su primer hijo. Según revelan varios medios británicos, la esposa del príncipe Guillermo se trasladará a la residencia de los Middleton nada más convertirse en madre y serán sus padres, Carole y Michael, quienes cuidarán de ella y el bebé y no una enfermera como ha ocurrido en otros nacimientos reales. “Catherine se siente más segura cuando se encuentra con su familia”, aseguró una fuente al periódico Daily Mail.

Además, la duquesa cree que su madre será su mejor maestra, ya que ha criado a tres hijos. Allí, rodeada de los suyos, Catherine llevará mejor la ausencia de Guillermo cuando éste tenga que retomar, tras la baja de paternidad, sus compromisos laborales como piloto de helicópteros de la RAF. Será la primera vez en la historia de la Familia Real británica que un heredero al trono pase sus primeras semanas de vida fuera de una residencia perteneciente a la realeza.

No es la primera vez que los duques de Cambridge rompen con una tradición real. Las pasadas navidades, decidieron celebrar el día 25 en la vivienda familiar de los Middleton, en Berkshire. La decisión se tomó con pleno consentimiento de la reina Isabel II y su esposo, el duque de Edimburgo, según apuntó un portavoz de St. James. La noticia causó un gran revuelto porque supuso una ruptura con la tradición que se venía cumpliendo durante todos estos años.

Los duques de Cambridge anunciaron el pasado mes de diciembre que estaban esperando su primer hijo. El anuncio fue obligado por el ingreso de la duquesa en el hospital King Edward VII debido a “hyperemesis gravidarum”, una forma severa de náuseas matinales. Tres días después, Catherine abandonó el centro y desde entonces no ha parado de trabajar. En sus últimos compromisos oficiales, la duquesa ha recibido numerosos regalos para su primer hijo, del que aún no se sabe el sexo. “Guillermo quiere una niña, pero yo prefiero un niño”, declaró el pasado mes de marzo durante la celebración del Día de San Patricio. El bebé, cuyo nacimiento está previsto para mediados del mes de julio, aún no tiene nombre, según adelantó la duquesa a principios de mes: “Tenemos una lista de nombres para niño y niña, pero es muy difícil. ¡Mis amigos no dejan de enviar mensajes de texto con nombres!”.