Matan a dirigente de Sutrabolívar

Foto Correo del Caroní

Carlos Alexander Rodríguez, el cuarto al mando dentro del Sindicato Único de Trabajadores del estado Bolívar (Sutrabolívar) y vocero de la Central Bolivariana de Trabajadores Socialista, fue asesinado ayer en la mañana en Los Tráilers de Alcasa, ubicados en el sector Unare III de Puerto Ordaz. Un sicario le propinó dos disparos en la cabeza cuando salía de su casa.

Quienes presenciaron el crimen contaron que el homicida estuvo merodeando por el sector. Cuando el secretario de Trabajo y Reclamo salió del tráiler B7, el pistolero se le acercó y le dijo: ¿Qué me ves?, sacó un arma y disparó. “Luego corrió hacia la reja, brincó y se montó en una camioneta”, relataron.

Revelaron que al sicario lo esperaban en una Toyota 4Runner negra estacionada en el Club de Alcasa. El mismo vehículo fue visto la noche del viernes rondando cerca de la vivienda de Rodríguez, a quien familiares y amigos conocían como Carlitos o el Negro. “Desde anoche le estaban dando vueltas”, comentaron sus vecinos.

Al asesino lo describieron como un joven flaco y de piel blanca que vestía una camisa blanca y un jean azul. Varios testigos fueron trasladados hasta la sede de la Policía científica (Cicpc) para tomarles declaraciones y para realizar el retrato hablado del pistolero. La familia de Rodríguez se negó a declarar a la prensa.

“Agarren a esos desgraciados”, fue una de las exigencias realizada por una de las hermanas de la víctima al momento en que el Cicpc practicaba el levantamiento del cadáver. En el sitio no quedaron casquillos, por lo que los investigadores presumen que el sicario utilizó un revólver para asesinar al secretario de Trabajo y Reclamo de Sutrabolívar.

10 en menos de tres años
Con la muerte de Carlitos ya son 10 los agremiados a Sutrabolívar asesinados en menos de tres años. Los crímenes se acentuaron después del homicidio de Martín Alexis Rivas Lozada, mejor conocido como el Niño y secretario de Organización, el 9 de julio de 2010 en las instalaciones del Club de Alcasa.

El 24 de febrero de 2011, Angélica Acosta, delegada conocida como la Catira, murió en un atentado contra otro de los integrantes del sindicato, Anderson Pereira, en la prolongación de la avenida Norte-Sur. Casi un año después, el 12 de enero, Yackson Acosta, agremiado e hijo de uno de los directivos, fue asesinado en las adyacencias del Hotel Venetur.

Un día después, Jhonny Álvarez, conocido como el Gordo Toronto e integrante del mismo sindicato, fue ultimado en Alta Vista cuando salía de su puesto de trabajo en Parque Habitania. Richard José Carvajal Acosta, conocido como Richard Culón y también agremiado a Sutrabolívar, fue uno de los tres hombres acribillado el 29 de febrero en Vista Alegre.

Más información en Correo del Caroní.