Mujica invita a Cartes a participar en la Cumbre del Mercosur

Archivo

El presidente uruguayo José Mujica felicitó hoy a Horacio Cartes por su triunfo en las elecciones paraguayas y le invitó a participar en la próxima cumbre del Mercosur, bloque del que Paraguay está suspendido desde el año pasado.

En un comunicado, el presidente de Uruguay, cuyo país ostenta la presidencia del Mercosur, se congratuló de que los comicios se hayan celebrado con “normalidad”, prometió asistir a la investidura de Cartes y le “invitó” a la cumbre de junio del bloque, que se celebrará en Montevideo.

Mujica, que se comunicó en la noche del domingo con Cartes, del Partido Colorado, le manifestó que “para Uruguay es muy importante que se hayan celebrado estas elecciones con normalidad y que el país hermano viva la democracia a plenitud”.

“El presidente uruguayo adelantó su voluntad de concurrir a la asunción de Horacio Cartes y desde ya invitó a éste para que llegue a Uruguay con motivo de la próxima Cumbre del Mercosur, que se realizará en junio del corriente”, señala el comunicado.

Se da la circunstancia de que Cartes asistiría a la cita multilateral como presidente electo, pues su investidura está prevista para el 15 de agosto.

De no estar suspendido el país, lo normal sería que acudiera a la cumbre el actual mandatario paraguayo, Ricardo Franco, enfrentado con el resto de sus socios en el Mercosur (bloque integrado además por Argentina, Uruguay, Brasil y Venezuela).

La realización de comicios en Paraguay en un marco pacífico y democrático había sido la condición impuesta por sus socios del Mercosur para levantar su suspensión del bloque, registrada el 22 de junio de 2012 a raíz de la destitución del presidente paraguayo Fernando Lugo en un juicio político en el Congreso.

Aquel proceso fue considerado un “golpe de Estado parlamentario” por los demás miembros del grupo, que aprovecharon la ocasión para materializar el ingreso de Venezuela en la cumbre que se celebró inmediatamente después en la ciudad argentina de Mendoza.

Ese último paso, autorizado años antes por los Ejecutivos y Legislativos argentino, brasileño y uruguayo, así como por el Gobierno de Lugo, estaba trabado por la negativa del Senado de Paraguay, uno de los países fundadores del Mercosur.

Esta secuencia de acciones ha sido cuestionada, no solo por el Ejecutivo paraguayo que sucedió al de Lugo, encabezado por Ricardo Franco, del Partido Liberal, sino también por los políticos de la región que participaron en la fundación del bloque en 1991 o en sus primeros años de vida.

Incluso el propio ministro de Exteriores uruguayo, Luis Almagro, confesó tres días después de concretarse ese “enroque” que él fue contrario al ingreso venezolano en esas “circunstancias” pero al final la decisión la tomaron los presidentes.

El empresario Horacio Cartes venció el domingo en las elecciones a la Presidencia de Paraguay, con un 45,91 por ciento de los votos, y recuperó el poder que el Partido Colorado había perdido en el último mandato.

Cartes venció a su rival del gobernante Partido Liberal, Efraín Alegre, que obtuvo el 36,84 por ciento, según datos oficiales correspondientes al escrutinio del 81,06 por ciento de los votos.

Como candidato, Cartes declaró en las últimas semanas que “hay que sentarse y ver cómo solucionar” la situación de su país en el Mercosur, además de considerar que “Venezuela no es el verdadero problema”.

Paraguay también permanece suspendido de la Unión Sudamericana de Naciones por las mismas razones. EFE