Orgasmo para iPhone Y Android

Foto refrencial

Es una aplicación que lleva la cuenta de los encuentros sexuales. ¿Ayuda o es una mala idea?

Usarías un orgasmómero, sí, un orgasmómetro, para medir la duración e intesidad de un orgasmo durante un encuentro sexual? bueno, el tema ha quedado sobre la mesa luego de que una empresa española desarrollara la aplicación.

Pero el tema es más profundo.

“Para qué sirve saber cuántos orgasmos se tienen, si la satisfacción sexual está mucho más determinada por factores cualitativos de la relación sexual, que por el número de orgasmos”, cuestiona Magdalena Rivera, médico sexóloga y psicoterapeuta sexual (www.medicalsexcenter.cl)

A su juicio, el orgasmómetro tiene muy poca utilidad y no cree que su uso pase más allá de un juego.

La aplicación para Iphone y Android fue inventada por la marca de preservativos Control y se promociona como el aparato tecnológico que mide el resultado de los encuentros sexuales, al registrar la intensidad sonora, el ritmo y la duración de un orgasmo. Supuestamente en vivo.

Pero, parece más bien un chiste propagandístico que una herramienta real para medir a los “buenos amantes”.

Y como si no fuera suficiente la transgresión de la intimidad del encuentro, permite a los usuarios comparar sus ranking con otras parejas. Si uno lo descarga podrá ver el comportamiento sexual de lo que sucede, principalmente en España, lugar donde surge.

Entonces, para entrar al mercado y conocer que pasa en ese espacio, habrá que descargarla (es gratuita), registrar los datos de edad y escoger obligadamente la provincia española que le guste. Luego, si está de ánimo, activar el aparato para comenzar a anotar los puntos orgásmicos, que aparecerán una vez alcanzado el “clímax”. Cual juego de videos los resultados finales aparecen cuando el juego termina.

Ahora, ¿quién está dispuesto a usarlo en un momento de pasión?

Posiblemente los que no sacan de la vista sus teléfonos ni siquiera para comer, caminar o tener un momento de intimidad con quien se tiene al frente.

“Creo que reducir la sexualidad al número de orgasmos es perderse gran parte de la riqueza de esta”, argumenta la especialista en psicoterapeuta sexual y ejemplifica que si una persona se dedica a contar sus orgasmos, pensando en llegar a cierta meta, entrará en una carrera por alcanzarlos, perdiendo en parte el disfrute de simplemente compartir un encuentro sexual.

Con información de Elnacional.com