Bolivia se alista para enviar excedentes de alimentos a Venezuela

Bolivia exportará sus excedentes de alimentos a Venezuela en los siguientes días tras superar una caída en su producción agrícola que hace dos años obligó al gobierno a importar productos básicos, se informó oficialmente.

Empresas estatales de los dos países deben definir la fecha para el primer embarque. El volumen global será de 25.000 toneladas de arroz, 60.000 de azúcar, 90.000 de maíz amarillo, 912 toneladas de palmito y 12.000 de leche en polvo, informó a la AP, Insumos Bolivia, la agencia estatal encargada de las gestiones.

Carlos Valdez/Associated Press

“Venezuela necesita importar alimentos y nosotros exportar nuestros excedentes, así que nos vino como anillo al dedo la demanda venezolana”, dijo la semana pasada la ministra de Desarrollo Productivo Teresa Morales.

Los agroindustriales bolivianos aplaudieron la decisión del gobierno porque el mercado venezolano es una gran oportunidad y porque hay excedentes, explicó a la AP el gerente del Instituto de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez.

En 2010, Bolivia tocó pico al importar alimentos por más de 5.000 millones de dólares debido a una caída en la producción por factores climáticos y el control de precios que impuso el gobierno para frenar la escasez de productos básicos.

El gobierno autoriza las exportaciones de alimentos si el mercado interno está abastecido. “La lección aprendida es que no se produce más cuando hay precios controlados y restricciones a la exportación porque el productor no encuentra incentivos”, dijo Rodríguez.

Bolivia siempre se autoabasteció de alimentos excepto trigo, cuya producción cubre el 40% del mercado local. El precio del pan de consumo masivo está regulado por el gobierno desde hace décadas así que el Estado importa harina y vende a los panaderos a precio subvencionado. En el pasado incrementos en el precio del pan derivó en protestas sociales.

Bolivia siempre exportó soja y derivados a Venezuela además de insumos mineros pero ha sido en el marco de la alianza política entre el ex presidente Hugo Chávez y el mandatario Evo Morales que el comercio bilateral incrementó.

Venezuela abrió su mercado a los textiles bolivianos en 2009 cuando Estados Unidos suspendió unas preferencias arancelarias a Bolivia después que Morales expulsó un año antes al embajador estadounidense y a la agencia antidroga DEA por supuesta confabulación.

Mientras estuvo bien de salud, Chávez fue el presidente que más visitó Bolivia tras al ascenso de Morales en 2006. Hasta mediados de 2011 el gobierno del extinto presidente, financió a fondo perdido el programa estrella de Morales “Bolivia cambia, Evo cumple”, que construye pequeñas obras de infraestructura en barrios, pueblos y ciudades.

A partir de entonces la ayuda venezolana ha ido mermando pero se mantuvo en el plano comercial.

En 2012 Bolivia exportó por 304 millones de dólares, 5% más que en 2011 pero importó de Venezuela por 446 millones de dólares, el 98% fue diesel para cubrir el déficit en la producción local.

La exportación de alimentos es una señal de que la cooperación comercial con Nicolás Maduro continuará, han dicho autoridades bolivianas. Pero quizá en el mediano plazo habrá una renegociación debido a la crisis que vive ese país, opinó el economista Hugo Siles.