Humberto García Larralde: “No somos fascistas”

“No somos fascistas”, especificó Maduro, habiendo preparado la infiltración de fanáticos suyos en las filas opositoras para generar zozobra y sabotear servicios públicos;

“No somos fascistas”, declaró Maduro,acusando a las fuerzas democráticas de preparar un “golpe de Estado” por haber pedido –como en cualquier democracia- reconteo de los votos;

“No somos fascistas”, aseveró Maduro, mientras reprendía a Televén por haber transmitido aCapriles solicitando la auditoría electoral;

“No somos fascistas”, manifestó Maduro, a la par que la Fiscal General –su Fiscal- amenazaba con procesar judicialmente a Capriles y a su comando por dudar de la supuesta victoria del “hijo de Chávez”;

“No somos fascistas”, reveló Maduro, al mismo tiempo que se desataba la inquisición contra aquellos empleados públicos sospechosos de haber votado por Capriles, invadiendo sus facebooks, cuentas twitter y otros registros personales, y levantándoles expedientes para botarlos;

“No somos fascistas”, aseguró Maduro, mientras sus partidarios en la Asamblea les caían a golpes a sus colegas de la oposición, incluyendo las heridas sangrientas causadas al diputado William Dávila;

 

“No somos fascistas”, afirmó Maduro, avalando la clausura del debate parlamentario –expresión sine qua non de democracia- por parte deese representante por excelencia del fascismo venezolano,DiosdadoCabello,hasta que la oposición no reconozca como Presidente al ungido;

“No somos fascistas”, alegó Maduro, a la par que las fuerzas de seguridad herían a perdigonazos a decenas de jóvenesque reclamaban el recuento de votos, derecho inalienable en cualquier democracia;

“No somos fascistas”, argumentó Maduro, a la vez que esbirros del régimen torturaban a muchachos hechos presos en esas protestas, obligándolos a repetir una y otra vez que Maduro es el Presidente y a ponerse gorras alusivas al 4 de febrero;

“No somos fascistas”, refutó Maduro, denunciando a la oposición de servirle al “imperio”, mientras termina de entregarle a Venezuela a la dictadura cubana de los hermanos Castro;

“No somos fascistas”, se disculpa Maduro, desgañitándose junto aDiosdadopara gritarle “fascistas” a las fuerzas democráticas.

…y luego de arrebatarle la cartera a la señora, el ladrón salió disparado gritando ¡ladrón!, ¡ladrón!, a la vez que apuntaba en dirección contraria.

 

[email protected]

 

Publicado originalmente en Analítica