Posiciones encontradas en CNE impiden inicio de auditoría

Las posiciones encontradas de los rectores del Consejo Nacional Electoral, y la falta de información sobre el alcance de la auditoría de 46% de las máquinas y comprobantes de votación no revisados durante las la verificación ciudadana el 14-A (54%), hicieron imposible el inicio de la auditoría que el organismo se comprometió a realizar.

CELINA CARQUEZ /YAMIS URBANO/El Nacional

El coordinador del equipo auditor del Comando Simón Bolívar, Ramón José Medina, exigió al CNE una respuesta formal y por escrito a las peticiones técnicas que han hecho. “No vamos a permitir una auditoría chimba o chucuta. Debe hacerse de acuerdo con todos los protocolos técnicos. Los resultados no son irreversibles, justamente para eso es la auditoría”.

Liliana Hernández, miembro del CSB, afirmó que el jueves la presidente Tibisay Lucena aceptó la revisión porque los presidentes de la Unasur estaban reunidos y era necesario aplacar los ánimos. “Ahora que se acabó el show cambian el discurso. La rectora Sandra Oblitas dice que el proceso de votación terminó y ni siquiera han totalizado las actas manuales ni los votos del exterior. Sandra, aterriza”, dijo.

Medina aclaró que tienen 15 días hábiles para impugnar la elección ante el Tribunal Supremo de Justicia y que ejercerán todos los recursos a los que tienen derecho.

Los técnicos del CSB introdujeron ayer un documento formal ante el árbitro electoral, firmado por el candidato presidencial y gobernador de Miranda, Henrique Capriles Radonski, con las peticiones de los instrumentos que deben ser cotejados. La intención es que el organismo deje asentado por escrito qué va a permitir que se verifique.

En el escrito se hace énfasis en el artículo 437 del Reglamento de la Ley Orgánica de Procesos Electorales, que establece: “La Verificación Ciudadana del cierre de la votación consiste en la confrontación del contenido de los comprobantes de votación con relación a los datos reflejados en el Acta de Escrutinio. La misma tiene por finalidad verificar la correspondencia entre los datos producto del acto de votación, referidos al número de votantes y observaciones reflejadas en el acta de escrutinio, con relación al proceso de votación desarrollado durante el evento electoral. Bajo ningún concepto la Verificación Ciudadana se considerará escrutinio, ni forma parte de ese acto”.

La oposición quiere que se revisen los cuadernos de votación, los reportes de no duplicidad de las huellas dactilares, las actas de escrutinio, el reporte de incidencias del Sistema de Autenticación Integrado, así como las actas de irregularidades que se levantaron en los centros de votación.

Fuentes del comando explicaron que es imprescindible que el ente comicial defina los alcances de la auditoría, pues ellos desean cruzar el archivo de huellas del organismo con el reporte de incidencias del SAI, y los datos de no duplicidad de votos que se generaron el día de las presidenciales.

“La tolerancia del SAI es muy alta. Hay gente que no tiene huellas en el sistema, otros las tienen borrosas. Se necesita saber cuántos electores hicieron match en el SAI (la huella concordaba), a cuántos les faltaban extremidades”, puntualizaron.

Insistieron en que debe verificarse el proceso de votación en todas sus fases. “Si nos dan el reporte de las huellas pero no nos dan los cuadernos, tampoco funciona. Se necesitan todo los elementos”.

Por su parte, el representante de Esdata, Alfredo Weil, publicó en Twitter una aclaratoria sobre la participación del grupo en la auditoría. “No estamos dispuestos a participar en auditorías chimbas”.

Elaboran cronograma para auditorías

La rectora del Consejo Nacional Electoral Socorro Hernández informó que trabajan en la elaboración del cronograma para las auditorías de verificación ciudadana en su fase II y que a más tardar el lunes 28 anunciarán la fecha de inicio.

En la verificación ciudadana en su fase II, al igual que en la fase I, se contrastará el acta de escrutinio que emite la máquina de votación con los comprobantes que están en la caja de resguardo, con la diferencia de que en este segundo caso participan los técnicos de las organizaciones políticas.

La vicepresidenta del CNE, Sandra Oblitas, reiteró que los resultados que se deriven de la auditoría no influyen en los resultados de los comicios del 14-A.

Insistió en que el proceso se va a realizar para validar la plataforma tecnológica que ha dispuesto el ente para la ejecución del proceso electoral.

En relación con las denuncias que ha consignado el CSB sobre irregularidades en el proceso electoral, dijo que el CNE no puede atender todas los reclamos que aparecen en los medios de comunicación y que carecen de fundamento.