Voluntad Popular denuncia acosos y atropellos a profesionales de la aviación en Zulia

El diputado del Consejo Legislativo del estado Zulia (Clez) y dirigente nacional de Voluntad Popular, Lester Toledo, condenó las amenazas y persecuciones en contra de los trabajadores públicos, y se refirió a los casos que se han presentado en la entidad occidental, particularmente en el Aeropuerto Internacional La Chinita, Instituto Regional de Deportes (Irdez), Corpoelec y Pdvsa.

Con documento en mano, el legislador regional expuso que el jueves fueron convocados con carácter de obligatoriedad a una reunión las tripulaciones de algunas aerolíneas que conectan con el Zulia, con sus pilotos, copilotos y sobrecargos. “Allí les expresaron de manera directa la prohibición, condicionados a sanciones y detenciones (en el caso de militares), de participar o hablar sobre Capriles. Se les advirtió que sus comunicaciones están siendo intervenidas y que estaba terminantemente prohibido participar en vuelos charter contratados por Capriles y su gente”, detalló.

Y prosiguió: “Hemos recibido denuncias de trabajadores de estas instituciones a quienes se les ha acusado de traidores, hipócritas y falsos, los han amenazado con despedirlos por ‘escuálidos’ y por no estar con el proceso. Recientemente vimos las declaraciones del director del IRDEZ, Leonet Cabeza, quien decía que los empleados que habían votado por Capriles los tenían identificados y los iban a botar; esto no es más que una conducta que demuestra que a estos señores enchufados del gobierno no les importan las leyes, violan los derechos humanos y laborales y se dedican a amenazar y abusar de su poder”.

Toledo reiteró que “el voto es secreto y eso lo saben muy bien los enchufados, por eso manipulan y se contradicen. La persecución a empleados públicos es propia de los regímenes fascistas, por eso nos unimos al llamado a nuestro pueblo que trabaja en las instituciones del Estado, que no se dejen amedrentar por nadie, la libertad de conciencia está planteada en la Constitución. Capriles ni nosotros dejaremos solo al pueblo que el 14 de abril salió a votar por un país diferente y por eso estamos armando expedientes con cada una de las denuncias que hemos recibido. Ante este tipo de situaciones, no somos optimistas con la justicia venezolana, pero para eso existen las instancias internacionales”.

El dirigente político insistió en que se trata de violaciones a los derechos humanos, causas que no prescriben. “Que no crean que con sus amenazas van a callar las voces de miles de empleados que denuncian sus abusos y mentiras. ¡Ya basta de tantos atropellos! Lo que tienen es miedo de que se sepa lo que realmente ocurrió en el proceso electoral. Nosotros seguiremos en la lucha, hasta imponer la verdad y hacer valer la voluntad popular”, finalizó.