Apple busca una imagen más madura y sólida

Tim Cook quiere que los inversores “piensen diferente” sobre Apple: menos como una empresa novedosa de gran crecimiento y más como una corporación tecnológica madura y sólida que cuenta con el dividendo más lucrativo del mundo. Reuters

Si Wall Street sigue el famoso eslogan publicitario de Apple Inc “think different”, podría dejar de lado un poco de la presión que ejerce sobre el presidente ejecutivo Cook, tranquilizar a los inversores inquietos por la reciente caída en el precio de sus acciones y dar a la empresa tiempo para hacer lo que dice que mejor hace: crear y comercializar nuevos productos.

El martes, Apple dijo que pagaría 100.000 millones de dólares a los accionistas para fines del 2015, en parte aumentando su dividendo un 15 por ciento e incrementando su programa de recompra de acciones a 60.000 millones.

De algún modo, la expansión del programa de recompensas de capital ayudó a ocultar su primer declive de ganancias trimestrales en una década, aunque analistas dicen que el tema principal ahora es lo que Apple tiene para mantenerse al frente.

Las acciones de la firma caían un 1,2 por ciento a 401,24 dólares en las primeras operaciones del miércoles, con lo que dieron continuidad a un declive del 43 por ciento en sus títulos desde mediados de septiembre.

Al menos 17 agencias de bolsa redujeron sus objetivos de cotización sobre las acciones de Apple tras la publicación de los resultados trimestrales.

La trayectoria de crecimiento de las ganancias de Apple cayó a tierra el año pasado. Después de haber reportado un crecimiento promedio de utilidades anuales por acción del 62 por ciento en los últimos cinco años, su ganancia ahora tiene una previsión de un aumento de solo 4,5 por ciento al año para la próxima década.

Para este año, se estima que las ganancias por acción caerían un 4,4 por ciento, según datos de Thomson Reuters StarMine.

Cook está intentando reestablecer las grandes expectativas que rodean a una empresa que alguna vez fue elogiada universalmente por su capacidad de cautivar tanto a los consumidores como a Wall Street.

En los años que siguieron a la introducción del iPhone en el 2007 y el iPad en el 2010, Apple estableció un patrón de consistencia y superó incluso las expectativas más optimistas de Wall Street, para el deleite de todos.

Pero el martes, Cook admitió a analistas en una teleconferencia que el crecimiento de Apple se ha desacelerado y que los márgenes han decrecido.

Apple es una compañía madura que ahora está tratando de que todos la vean de esa manera, dicen analistas.

“Están cambiando hacia un estado en el que las alzas no son tan altas y las bajas no son tan bajas”, declaró Sarah Rotman Epps, analista en Forrester.

El martes, las acciones de Apple treparon un 5 por ciento en base al programa de capital, pero esas ganancias luego se evaporaron.

Cualquier avance habría sido un pequeño consuelo para los inversores que vieron a Apple sufrir bajas superiores a 280.000 millones de dólares en valor de mercado en los últimos meses.

Roger Kay, presidente de investigación y consultor en Endpoint Technologies Associates, dijo que la recompra de acciones empleada y el plan de dividendos mantendría a los inversores satisfechos por un tiempo.

En el largo plazo, Apple necesita otro dispositivo exitosos para acelerar su momento y recuperar inversores. El martes, Cook intentó fomentar el entusiasmo en torno a la cartera de productos de la firma al decir que “hay algunas cosas realmente geniales” por venir y en el 2014.