Corto y Picante: “La saga fascista” por: @fariasjoseluis

El asedio fascista de Mentira Fresca contra Capriles no se detiene.

El martes dos capítulos abominables: una cadena nacional de terror a mediodía y una rueda de prensa inmediatamente después.

La cadena destiló manipulación, perversidad, morbo, contumacia y avilantez. Detrás está la garra de un sujeto de sonrisita cínica e inagotable capacidad para atrofiar la verdad. Que asume sin verguenza su condición de infeliz mandadero. La rueda de prensa espetó odio, bajeza, suciedad, procacidad, insulto soez, provocación, amenaza, acusación sin fundamento. Atributos de una dama cuyo aspecto delata su interior.

El sujeto miente sin verguenza, la dama suelta su bilis. Cumplen órdenes. Él, cual Mujiquita, acata con sadismo como el torturador que golpea y golpea hasta saciar su sed de sangre; ella, cual Linda Blair, cumple con gozo singular. Él, acobardado, se justifica ante el repudio mayoritario; ella, satisfecha, se solaza de su gracia. Para ambos el poder es para ejercerlo miserablemente, es para perseguir. Él, siempre calculador, tiene una caja registradora en la cabeza; ella, según su instinto, tiene el mérito de jamás ocultar su odio y su maldad. Los dos abochornan no el género de cada uno sino la especie, cualquiera sea a la que ellos pertenezcan.

El miércoles la saga fascista continuó. En la mañana abrió la “Fiscala” a quien le “pareció” que un vehículo presuntamente involucrado en un delito estaba “conducido por alguien de la oposición”; recuerda a Isaías cuando leyó en los ojos del “testigo estella” que decía el 76% de la verdad. Y en la tarde el turno fue para el abominable Pedro Carreño quien luego de denostar contra Capriles dio rienda suelta a su saña se permitió acusar y sentenciar de un solo golpe contra el periodista @NelsonBocaranda.

La saga fascista de ToriPollo es producto del miedo puro y duro, el Yendri puso en evidencia el culillo que lo embarga.