Pensar que tenemos más sexo que los demás nos hace más felices

Foto: confirmado

¿Quién dijo que las comparaciones son odiosas? ¡Quien afirmase tal cosa no pensó en la implicación que esto supondría a la hora de incrementar nuestra felicidad!

Compararnos con el vecino puede ser una costumbre poco recomendable si valoramos el sueldo de éste, su casa, su trabajo, su ropa o su coche, ¡pero no si hablamos de sexo! Y es que según apunta un estudio de la Universidad de Colorado, pensar que tenemos más sexo que el resto de la gente nos hace más felices.

Los objetivos del estudio quedan claramente detallados en el título “Sexo y la búsqueda de la felicidad: Cómo la vida sexual de otras personas está relacionada con nuestro sentido del bienestar”. Una de las principales conclusiones de esta investigación, liderada por el profesor de Sociología Tim Wadsworth, es que nuestro bienestar puede aumentar o disminuir dependiendo de cómo les vaya a los demás en sus relaciones sexuales.

Wadsworth utilizó los datos de una encuesta nacional y tomó como muestra las respuestas de 15.386 personas encuestadas entre 1993 y 2006. Después de analizar factores como el salario, educación, raza, estado civil, salud y edad, se dio cuenta de que la gente mostraba más alto nivel de felicidad cuanto mayor era la frecuencia de sus relaciones sexuales. Pero no sólo eso le llamó la atención, sino que vio que existía una satisfacción en las personas que creían tener igual o más sexo que los de su entorno.

Ya tenemos un motivo más por el que compararnos con nuestro vecino. Al menos sirve de consuelo saber que esta vez la respuesta a nuestra felicidad la tenemos en nuestras manos, ya que, según afirma el profesor en su estudio “Tener más sexo nos hace felices, pero pensar que tenemos más sexo que el resto de la gente nos hace más felices aún”.

Con información de confirmado.com