Producción ha caído 20% por fallas eléctricas

Foto: Archivo

El presidente de Conindustria, Carlos Larrazábal, dijo que las interrupciones en el servicio de energía eléctrica se han agravado significativamente y han incidido en los niveles de producción del sector manufacturero. Afirmó que las fallas de los últimos meses han generado que la producción haya caído 20% en algunos estados.

CARMEN SOFÍA ALFONZO /El Nacional

Sobre la nueva declaratoria de emergencia eléctrica que hizo el Gobierno, y que salió publicada Gaceta Oficial ayer, Larrazábal afirmó: “No se pueden tomar las decisiones correctas sino se hace el diagnóstico indicado. El problema con la electricidad es desinversión y falta de mantenimiento”.

Los retrasos en las asignaciones de divisas por parte de Cadivi han ocasionado que el sector privado adeude a los proveedores internacionales entre 8 millardos y 9 millardos de dólares y que algunos cerraran las líneas de crédito, indicó el presidente de Conindustria.

“La situación que hoy vive el sector con los insumos es tan crítica que las empresas, sin importar que sean competidoras, se prestan los materiales para poder mantener las operaciones. La industria está virtualmente paralizada por la falta de divisas”, aseguró.

El sector registra demoras de 200 días en promedio en Cadivi, y desde que el Gobierno eliminó el Sistema de Transacciones en Moneda Extranjera la escasez de dólares ha empeorado. A juicio de Larrazábal, el Sistema Complementario de Administración de Divisas no ha sido la solución para quienes importaban vía Sitme.

Recordó que antes había sectores más perjudicados que otros por la falta de divisas, pero ahora la afectación de la industria es generalizada.

Mencionó que el sector de alimentos ha registrado descensos en su producción de hasta 45%; en el área de confección y en la metalmecánica bajó en cada una 55%, en las químicas 50% y en el sector de papel y cartón 58%.

Pese a que reconoció que en los últimos trimestres la industria manufacturera ha presentado crecimientos casi imperceptibles, afirmó que mientras no se resuelvan los problemas que afronta el sector, no se pueden esperar resultados distintos. Las expectativas sobre el balance del primer trimestre de 2013 no son alentadoras”.

Merentes: Señal positiva

El nombramiento de Nelson Merentes como ministro de Finanzas es considerado por la industria manufacturera como positivo. Consideran  que agilizará la entrega oportuna de divisas. El presidente de Conindustria, Carlos Larrazábal, dijo que históricamente el gremio ha tenido buenas relaciones con el ex presidente del Banco Central de Venezuela, y que esperan que se mantengan y profundicen. “Merentes genera la confianza que el ex ministro Giordani no producía”.

Reconoce que desde mucho tiempo no hay diálogo entre el sector y el Gobierno, pero insiste en que es la única vía para resolver los problemas que padece la industria, por lo que sostiene que hay que tender puentes.