Abogada de Ilich Ramírez “Carlos” denuncia obstáculos a su defensa en Venezuela

La abogada del terrorista venezolano Ilich Ramírez Sánchez, “Carlos”, denunció hoy los “obstáculos” de la embajada y del Gobierno de Venezuela a sus repetidas demandas de ayuda para preparar la defensa de su cliente de cara al juicio en apelación que afrontará en mayo en París.

“Denuncio la inacción y los obstáculos de la diplomacia venezolana hacia la defensa de ‘Carlos’, que no está en absoluto apoyada por la embajada en Francia (…) ni por el Gobierno venezolano”, declaró a Efe Isabelle Coutant-Peyre.

A menos de tres semanas de que se inicie el proceso contra Ramírez Sánchez ante el Tribunal de lo Criminal de París por cuatro atentados mortales cometidos en Francia en 1982 y 1983, por los que fue condenado a cadena perpetua en primera instancia en diciembre de 2011, Coutant-Peyre se quejó de que nadie de la embajada le ha ido a visitar a la cárcel “desde hace meses”, pese a su insistencia.

“El sabotaje contra ‘Carlos’ continúa”, subrayó la letrada, tras señalar que Venezuela no le ha expedido pasaporte y que su cliente no ha podido votar en las recientes elecciones presidenciales.

Se declaró “estupefacta” por la actitud del ministro venezolano de Exteriores, Elías Jaua, que no ha recibido -pese a que lo llevan solicitando semanas- a los hermanos del reo, que está encarcelado en Francia desde agosto de 1994.

La abogada recordó que “hubo compromisos anunciados” por las autoridades venezolanas de la anterior Administración y que su incumplimiento supone una “violación de la voluntad del comandante Hugo Chávez Frías”, en alusión al fallecido presidente venezolano.

Respecto al juicio en apelación en París, programado entre el 13 de mayo y el 5 de julio, se mostró convencida de que “será de nuevo un falso proceso sin testigos, sin ningún elemento material en contra y con un prejuicio de condena por motivos políticos”.

Unas sospechas que se asientan en su impresión de que “las autoridades judiciales (francesas) han estado autorizadas por el Gobierno a actuar de forma ilegal” desde que Ramírez Sánchez fuera “secuestrado” el 15 de agosto de 1994, en alusión a su captura en Sudán por los servicios secretos de Francia.

El terrorista, que tiene ahora 63 años, ha sido condenado dos veces a cadena perpetua en Francia, la primera en diciembre de 1997 por el asesinato en París, el 27 de junio de 1975, de dos agentes secretos y de un informador.

La segunda, que incluía un periodo mínimo de 18 años de cumplimiento efectivo de la pena, por los hechos que van a ser examinados de nuevo por el Tribunal de lo Criminal de París y por los que también está acusada la alemana Cristina Frohlich, que fue absuelta en primera instancia.

Se trató de una serie de cuatro atentados, empezando por el ocurrido el 29 de marzo de 1982 con la explosión de una bomba en el tren “Capitole” de París a Toulouse (sur de Francia) y que causó cinco muertos y 28 heridos.

Le siguió un coche bomba en el centro de París el 22 de abril de ese año ante la sede de un periódico árabe-libanés, que ocasionó un muerto y 66 heridos.

Los dos últimos sucedieron en la tarde del 31 de diciembre de 1983 contra la estación de ferrocarril de Marsella (sureste de Francia) y contra un tren que había salido de esa ciudad en dirección a París, que se saldaron con cinco muertos y decenas de heridos. EFE