Gustavo Villasmil: Realidad hospitalaria que vive el país se debe a falta de atención del Gobierno central

Muchas son las quejas de los pacientes respecto a la crisis que enfrenta el Hospital Victorino Santaella de Los Teques, administrado por el Ministerio de Salud desde 2008. Falta de insumos, camillas en mal estado, deficiencias con el personal médico y deterioro de las instalaciones. De nuevo desde la cartera ministerial se hacen ofrecimientos para recuperar el centro asistencial, que el secretario de salud del Gobierno de Miranda, Gustavo Villasmil, catalogó como promesa reciclada.

“Hay obras en el Victorino Santaella que tienen casi dos años paralizadas, Entre ellas las residencias médicas, la sala de alto riesgo para las mujeres embarazadas, el departamento de oncología pediátrica y otras especialidades, así como los trabajos de la cocina y lavandería que se encuentran inconclusas. Aunado a esto el hospital no cuenta con insumos médicos ni para hacer una radiografía. Esto es verdaderamente lamentable, que un hospital central tan importante se encuentre así. Es parte del fracaso de un gobierno que se ha dedicado solo a la politiquería y a descuidado la salud de los venezolanos. Ojalá que la nueva ministra cumpla sus ofrecimientos porque es absurdo que el pueblo siga esperando respuestas de un gobierno que perdió la perspectiva”.

Villasmil aseguró que la realidad hospitalaria que vive el país se debe a falta de atención del Gobierno central. “Esperamos que la nueva ministra de salud le dé respuestas efectivas a las problemáticas que presentan los hospitales del país, porque esta situación viola los derechos humanos consagrados en la Constitución. Durante estos 14 años hemos sido testigos de la politización de temas importantes. La ambición de poder ha llevado al sistema de salud pública a un estado deplorable, que afecta directamente al pueblo que no tiene los recursos para ir a una clínica privada. A finales de 2008, el Gobierno central por vía decreto, despojó al estado Miranda de las competencias de la administración de 19 hospitales y más de 250 ambulatorios, como revancha política en contra del pueblo de Miranda, que en las urnas electorales decidió castigar la incapacidad del gobierno rojo que encabezó Diosdado Cabello”.

Sostuvo que el Gobierno de Miranda está dispuesto a trabajar con cualquier instancia gubernamental en beneficio de la salud del pueblo. “Hace poco el Dr. Laya, director del Victorino Santaella hizo un llamado  público solicitando la coordinación de ese hospital con la Red Francisco de Miranda. Un llamado que saludamos en su día, pero que no pasó de allí. Todavía sigue vigente la circular de mayo de 2009 que nos prohíbe incluso ingresar a las instalaciones del Ministerio del Poder Popular para la Salud en Miranda. También es prudente preguntarse ¿Dónde están los responsables de la recentralización violenta de los hospitales mirandinos? Augusto Montiel, para entonces diputado nacional y luego Presidente de Indepabis y la misma Aurora Morales, quien hoy es presidenta del Clebm. ¿Por qué no le dan la cara hoy a los mirandinos que sufren la tragedia del Victorino Santaella y del resto de los otros hospitales recentralizados en Miranda?

Dijo que en contraste a eso el Gobierno de Miranda  si tiene logros que exhibir en materia asistencial. “Nuestra Red Salud Francisco de Miranda cuenta 59 Casas Amigas de la Salud, 6 Pronto Socorro y 4 Centros de Especialidades Médicas Odontológicas (Cemo) y un Pronto Socorro Móvil, que ha prestado atención a más de 4 millones 500 mil personas. Ante el despojo de competencias del que fuimos víctimas, no nos quedamos de brazos cruzados y decidimos crear una alternativa de salud para ofrecer a nuestro pueblo la asistencia médica que se merece, con personal altamente calificado, equipos modernos e instalaciones cómodas. No solo ofrecemos atención médica, sino que además brindamos a los pacientes medicamentos gratuitos y también contamos con el Fondo Mirandino de la Salud, para realizar intervenciones quirúrgicas en clínicas privadas,  a pacientes que no tengan recursos. En Miranda hay un equipo que sí le importa el pueblo y que lo demuestra con acciones y no con palabras”.

Prensa Miranda/ Alexander Barazarte Gudiño