Ligia de Gerbasi: El gorreón y la teja

Me tiembla el cuerpo, se me oprime el pecho, un sudor frio me invade, me paralizo, solo me sale un grito descarnado.

Ante mi la miseria humana vestida de verde militar descarga su furia contra un capullo en flor que con su bandera aferrada al pecho le hace frente a la barbarie, no tendrá mas de 17 años , su piel morena resiste sus primeros perdigones, cae vencida por las bombas lacrimógenas,

Ellos se montan en sus caballos de hierro y pasan muy cerca de su frágil cuerpo  y una sonrisa sádica se dibuja en sus rostros, el sentimiento de abuela me hace reaccionar , la abrazo y le pregunto, ¿ Como te llamas?, solo un mormullo sale de sus temblorosos labios… ¡me llamo!  , democracia y Libertad. Canallas , mil veces Canallas, son como los caballos del ejercito de Atila que donde pisaban no crecía la grama

Ligia Gerbasi