Ponen fin en EEUU a ensayo clínico con una vacuna experimental contra el sida


Los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) estadounidenses anunciaron el jueves que pusieron fin a un ensayo clínico de una vacuna experimental contra el virus del sida que no previno la infección ni redujo la carga viral en la sangre de los participantes.

El fracaso de esta prueba, que se inició en 2009, es el último de una serie de estudios fallidos de vacunas contra el VIH, el virus de inmunodeficiencia humana.

El ensayo clínico, conocido como HVTN 505, se hizo con 2.504 voluntarios en 19 ciudades de Estados Unidos, todos hombres homosexuales, la mitad de los cuales recibieron la vacuna y la otra mitad un placebo.

El grupo de expertos recomendó ponerle fin al ensayo tras examinar sus resultados provisionales el 22 de abril.

El análisis muestra un total de 41 casos de infección con el VIH en el grupo de los que habían recibido la vacuna contra 30 en el grupo placebo.

El Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID) de Estados Unidos, que forma parte de los NIH, que financió el estudio clínico, dijo que continuará haciendo seguimiento a los participantes para analizar más a fondo los resultados.

El desarrollo de una vacuna sigue siendo el principal objetivo para poner fin a la pandemia, que los virólogos esperan también superar con el tiempo con el uso más generalizado de antirretrovirales, así como para la prevención.

Se estima que unos 34 millones de personas viven con el VIH en todo el mundo, incluidos 3,4 millones de niños.

El sida ha generado producido 30 millones de fallecimientos desde el comienzo de la epidemia hace 30 años y 1,8 millones de personas mueren cada año. AFP