Mario Monti se despide del papa Francisco como primer ministro italiano

EFE

El primer ministro en funciones y titular de Exteriores italiano, el tecnócrata Mario Monti, se despidió hoy del papa Francisco como jefe del Ejecutivo de Italia ante la inminente formación de un nuevo Gobierno.

Según informó la Santa Sede, Francisco recibió en audiencia privada a Monti en torno a las 18.00 hora local (16.00 GMT) en la Casa Santa Marta de la Ciudad del Vaticano, donde sigue residiendo el argentino Jorge Mario Bergoglio más de un mes después del cónclave en el que fue elegido papa.

Durante el encuentro, que duró unos veinte minutos, Mario Monti, católico practicante y que llegó al poder en Italia en noviembre de 2011 para poner en orden las finanzas públicas del país, estuvo acompañado de su esposa, Elsa.

Monti y Francisco abordaron los principales temas de actualidad relativos a Italia, a la integración europea y la inmigración, y el primer ministro italiano en funciones le recordó al papa que su padre había nacido también en Argentina, en el municipio de Luján, en el seno de una familia de inmigrantes.

El político ofreció como regalo a Francisco un juego de tres plumas estilográficas con los colores de la bandera italiana, idéntico al que le había regalado a Benedicto XVI en su última visita, así como un libro sobre las catedrales de Europa y otro titulado “La democracia en Europa”, escrito por él mismo junto a la eurodiputada francesa Sylvie Goulard.

Por su parte, el pontífice argentino regaló a Monti un libro con sus primeros discursos del pontificado, así como un juego de monedas vaticanas y un rosario.

Se prevé que Monti, quien se despidió de Benedicto XVI en audiencia privada el pasado 16 de febrero días antes de que el pontífice hiciera efectiva su renuncia, ceda el testigo de la jefatura del Gobierno de Italia en las próximas horas a Enrico Letta, encargado de formar un Ejecutivo de unidad nacional que aparentemente cuenta con los apoyos necesarios en el Parlamento. EFE