Penélope Cruz y Salma Hayek compartirán nuevamente la gran pantalla

Foto: Eonline Latino

Verlas juntas siempre será un gran privilegio, aunque siempre han presumido de la estrecha amistad que mantienen, Penélope Cruz y Salma Hayek no han vuelto a colaborar en un proyecto cinematográfico desde que ambas protagonizaran Bandidas, una comedia de aventuras que pasó con más pena que gloria por las salas de cine. Así lo reseña Eonline Latino.

Dispuestas a revertir la suerte con la que corrió su primera colaboración en la gran pantalla, la pareja artística planea volver a exhibir su buena sintonía ante los espectadores con una misteriosa iniciativa de la que, en principio, la mexicana se resiste a ofrecer demasiados detalles. No obstante, Hayek adelanta que su reencuentro con Penélope será “divertido” y alejado del estilo de su olvidable primera película en común.

“Todavía no puedo hablar mucho de lo que va a pasar, como puedes entender, pero Penélope y yo hemos estado trabajando en el desarrollo de una nueva idea. No tiene nada que ver con Bandidas, te lo puedo asegurar, solo puedo añadir que va a ser muy divertido y sorprendente. Siempre hemos sido muy amigas y nos encanta trabajar juntas porque nos compenetramos a la perfección”, desveló recientemente la azteca al portal brasileño Judao, especializado en novedades del mundo del cine.

Sin embargo, ver materializado un nuevo proyecto entre las dos carismáticas artistas puede llevar más tiempo del que gustaría a sus admiradores, teniendo en cuenta que Penélope se encuentra sumida en su segunda maternidad y aislada completamente de todo tipo de aparición pública. Además, en los últimos años tanto la española como la mexicana han reducido gradualmente su carga de trabajo en la industria del celuloide debido precisamente a sus primeras experiencias maternales, que han provocado que las dos actrices hayan relegado su profesión a un segundo plano para conceder prioridad absoluta a sus familias.

La ausencia prolongada de Penélope en los grandes eventos del cine internacional ha sido una constante durante sus dos procesos de gestación, por lo que las últimas ocasiones en las que los fotógrafos han podido captar una imagen de la intérprete con su familia han tenido siempre lugar en la vía pública. Conocida por proteger con celo su vida personal y su intimidad, la madrileña aseguró –no obstante– en una ocasión que no estaba dispuesta a sacrificar sus hábitos diarios y dinámicas familiares por la presencia de los paparazzi, algo que también parece aplicar a su relación con el mundo del cine.

“Queremos llevar una vida tranquila y lo más relajada posible. Es cierto que ahora vamos a sitios más discretos para evitar que nos importunen, pero la verdad es que me niego a dejar de hacer mi vida porque haya paparazzi a mi alrededor tratando de sacar fotos”, desvelaba la oscarizada actriz al diario británico The Times.

Por su parte, la apacible existencia que lleva Salma Hayek en París, junto a su maridoFrançois-Henri Pinault y la pequeña Valentina, ha motivado que la mexicana haya reorientado su carrera a un tipo de cine más orientado al disfrute de toda la familia, como demuestran las tres últimas comedias que ha estrenado –la primera y segunda parte deNiños Grandes y Peso pesado. La extrovertida intérprete no se arrepiente de los cambios que la maternidad ha ido imprimiendo a su trayectoria profesional, y ha afirmado orgullosa que le encanta combinar su aparición en optimistas películas con sus exigentes labores de ama de casa.