Lo último en cirugía estética: el tatuaje de pezones

Foto: plasticadrsanz

Las mujeres que quieren verse bellas van más allá del límite de la imaginación: una moda extrema ha nacido en Liverpool, Reino Unido, el “tittooing” o tatuaje en el pezón.

La idea de tratar los pezones para que sean perfectos, un proceso que algunas mujeres comenzaron a adoptar, se originó como procedimiento médico para la reconstrucción de las mamas por razones de salud. Consiste en oscurecer, ampliar y definir los pezones y la areola que los rodea.

Gail Proudman, un médico de Merseyside, en Reino Unido, realiza tres tatuajes de los pezones por semana, y declaró a The Telepraph que ha visto un enorme aumento en las mujeres jóvenes que le piden esa intervención estética. “Muchas personas quieren que sus pezones sean más oscuros, esa es la moda. Algunas piensan que se ven muy claros, o sus novios quieren que se hagan este tratamiento”, señaló.

Los pezones se tratan para que queden naturales, haciendo coincidir los colores de la tinta a los tonos de la piel, y con anestesia, se los tatúa, en una intervención que suele durar alrededor de dos horas.

Varias semanas después del procedimiento, se pueden restaurar. Y los médicos dicen que puede durar de 12 a 18 meses.

Claire Jagger, de 38 años, se tatuó los pezones después de un implante de senos y dice que su autoestima mejoró. “Para mí, fue el broche de oro después de tener mis senos nuevos. Mis pezones estaban muy pobres de color, aunque no eran diferentes a cualquier chica normal, pero quería mejorarlos y tenerlos más oscuros. Ahora me siento muy bien porque tengo pezones absolutamente perfectos”, finalizó.

Con información de Univision