Suman casi 350 muertos en edificio en Bangladesh

Seis individuos fueron arrestados con relación al desplome de un edificio en Bangladesh en el que murieron al menos 348 personas, al tiempo que los rescatistas reconocieron el sábado que las voces de los sobrevivientes se escuchan más tenues tras cuatro días de estar atrapados.

A pesar de ello, 29 personas fueron rescatadas el sábado, dijo Shahinul Islam, portavoz del ejército.

(foto AP)

La mayoría de las víctimas murieron aplastadas por enormes trozos de hormigón al desplomarse el edificio de ocho plantas el miércoles por la mañana, un horario en el que muchos de los talleres de confección de ropa se encontraban atestados de trabajadores.

Ha sido la peor tragedia en el sector de la confección en Bangladesh —una de las principales fuentes de trabajo en este empobrecido país_, y atrajo la atención pública sobre las pésimas condiciones laborales de quienes trabajan por 38 dólares al mes en la elaboración de ropa para marcas internacionales de prestigio.

Entre los detenidos el sábado están dos propietarios de una fábrica de ropa, los cuales pueden ser interrogados por la policía durante 12 días sin que se les finquen cargos, según falló un tribunal de Daca. También están arrestados dos ingenieros del gobierno y la esposa del propietario del edificio —el cual está prófugo_, en un intento por obligarlo a que se entregue. El sábado por la noche la policía arrestó al dueño de otra fábrica.

Las manifestaciones violentas continuaban esporádicamente en Daca y se extendieron a la ciudad meridional de Chittagong, donde varios vehículos fueron incendiados.

Laborando las 24 horas sin importar el calor ni la lluvia, los rescatistas llegaron finalmente el sábado hasta la planta baja desde la parte superior de la montaña de escombros, valiéndose de 25 angostos agujeros que han taladrado, dijo el general de brigada Alí Ahmed Khan, director de los bomberos.

“Aún estamos recibiendo respuestas de los sobrevivientes, aunque poco a poco se están escuchando más tenues”, afirmó. Los rescatistas ya pueden ver los automóviles que estaban estacionados en la planta baja, agregó.

“El edificio es muy vulnerable. En cualquier momento podrían desplomarse los pisos. Estamos desempeñando una labor imposible, pero nos alegra que pudimos rescatar a tantos sobrevivientes”, señaló.

Las operaciones continuarán toda la noche a medida que se desvanecen las esperanzas de encontrar gente viva tras cinco días de estar atrapada.

“Aún hay muchos (sobrevivientes) allí”, dijo el bombero Subrata Sarker a The Associated Press durante un descanso tras salir de los escombros. Estaba rodeado de soldados, policías y enfermeros que trabajaban con frenesí.

Los rescatistas distribuían agua embotellada y pequeños cilindros de oxígeno por una escalera apoyada contra un costado del edificio para ayudar a los posibles sobrevivientes que aún puedan estar en el interior.

A corta distancia, Abul Basar lloraba mientras aguardaba noticias de su esposa, que trabajaba en una de las fábricas de ropa.

“Mi hijo dice que su madre regresará algún día. ¡Debe regresar!”, afirmó entre sollozos.

De vez en cuando los rescatistas retiraban un cadáver en avanzado estado de descomposición, el cual era rociado con aerosoles para contener su hedor.

Jahangir Kabir Nanak, ministro del gobierno local, dijo que la cifra de muertos es de 348. Por su parte, el vocero militar Shahinul Islam indicó que se tiene registro de 2.429 sobrevivientes, incluidos 29 extraídos el sábado.

La policía arrestó a Bazlus Samad, director administrativo de New Wave Apparels Ltd., y a Mahmudur Rahman Tapash, presidente de la compañía, informó Shamsul Haque Tuku, ministro de Vivienda. Dijo a los periodistas que también fue arrestada la esposa de Mohamed Sohel Rana, propietario del edificio Rana Plaza, para interrogarla.

Los tres últimos pisos de ese edificio habían sido construidos ilegalmente. Las autoridades arrestaron a Aminul Islam, presidente de Phantom Apparels Ltd., el sábado en la noche en Daca, dijo el portavoz militar Shahinul Islam.

Las autoridades aún buscan a Rana, un político local, que no ha sido visto en público desde que el edificio se desplomó. Se presentaron cargos de negligencia en su contra.

La policía en Bangladesh suele detener a los parientes de sospechosos prófugos como una forma de presionarlos para que se entreguen.

Rana era un líder local del frente juvenil de la Liga Awami, actualmente al frente del gobierno, dijo Habibur Rahman, supervisor de la policía de Daca. La primera ministra Sheikh Hasina, que también funge como líder de la Liga Awami, ordenó su arresto, así como el de los propietarios de las fábricas.

La policía dijo que detuvo a dos ingenieros que laboran para la municipalidad de Savar, Imtemam Hossain y Alam Alí, para interrogarlos. Los agentes, que hablaron a condición de guardar el anonimato porque carecen de autorización para hacer declaraciones a los medios, no indicaron qué papel desempeñaron en la aprobación del diseño del edificio.

Entre los fabricantes que utilizaban éste están Phantom Apparels, Phantom Tac, Ether Tex, New Wave Style y New Wave Bottoms. Primark, de Gran Bretaña, reconoció que utilizaba una fábrica en Rana Plaza. AP