Recluso embarazó a cuatro empleadas dentro de la cárcel

Foto: elpopular.com

La penitenciaria del estado de Maryland está implicada en un escándalo.

Trece empleadas de seguridad, cuatro de las cuales tuvieron hijos con el líder de una pandilla, afrontan cargos por colaborar con este criminal encarcelado.

Según la investigación de las autoridades federales, unas 13 empleadas de la cárcel colaboraban con los detenidos de la pandilla The Black Guerilla Family.

Formaban parte de una trama de lavado de dinero, tráfico de drogas, medicamentos y teléfonos móviles.

Se tatuaron por el reo

Tavon White, líder de la pandilla The Black Guerilla Family (BGF), fue padre de cinco niños desde su encarcelamiento en 2009, en el centro de detenciones de Baltimore. Dos de las mujeres se tatuaron su nombre.

Además de las 13 empleadas, en el caso figuran siete encarcelados, inluído el mismo White y cinco “suministradores de afuera”.

El líder de la pandilla

La BGF, encabezada por Tavon White apareció en los años 60 en California. Desde entonces su presencia se extendió por todo el país. En realidad, la pandilla controló la cárcel de Baltimore, donde apareció por primera vez en los años 90.

El gran número de empleadas en el presidio agrava el problema, opina Lisa Gladden, senadora de Maryland.

“Hay muchas guardias que se quedan encantadas con los criminales. Ellos les dicen cumplidos y ellas se enamoran”, expresó.

Garbanzos negros

Gary D. Maynard, director de la agencia penitenciaria de Maryland, cree que el problema no es que sean mujeres sino que entre las empleadas hay “garbanzos negros” que están dispuestas a violar la ley.

Con información de elpopular