Aprende a relajarte meditando

Foto: Taringa

Todos sabemos los múltiples beneficios de meditar: relaja, mejora la salud, otorga mayor seguridad, creatividad y satisfacción con la propia vida. Pero, ¿cómo se hace? Aquí te lo decimos:

Paso a Paso, cómo se medita

1) Ajuste la iluminación para que no encandile y use ropa cómoda. Trate de meditar siempre en el mismo lugar para que se haga una rutina.

2) Evite todas las distracciones posibles; desconecte el teléfono y cierre la puerta. Asegúrese de que nadie lo interrumpirá en los próximos cinco minutos.

3) Siéntese en una posición cómoda, cierre los ojos, preste mucha atención a la respiración y relájese. Mantenga su cuerpo inmóvil y relajado. Está bien, si lo desea, comenzar sentado en una silla, mientras mantiene la espalda derecha, en vez de hacerlo en el piso.

4) Ignore todos los sonidos que escuche, deje de lado los pensamientos que pretenden invadirlo y evite cualquier otro tipo de sentimiento o sensación corporal.

5) Planee meditar de tres a cinco minutos por día. Elija un período de tiempo tan corto que usted sepa que puede cumplir, sin importar cómo se siente. Use un reloj o cronómetro con una alarma potente. Si puede dedicarle más tiempo, aumente gradualmente hasta llegar a 30 minutos por sesión.

6) Si deseara llegar a dos veces por día, hágalo antes de ir a dormir para liberar su mente de las tensiones y ayudarse a quedar dormido.

7) Una vez que se halla en posición cómoda concéntrese en un tema principal. Hay gente que lo hace mejor con los ojos y otros con los oídos. Si la visión es su sentido más desarrollado, mire la llama de una vela, o una foto de un ser querido o un cuadro con un paisaje calmo.

8)Mire durante 20 segundos; luego cierre los ojos y cópielo en su mente. Continúe hasta que se desvanece la imagen, entonces vuelva a abrir los ojos y observe durante otros 20 segundos. Cierre nuevamente sus ojos y repita estos dos pasos durante todo el tiempo de la meditación.

9) Si usted responde mejor con el sentido auditivo, mantenga sus ojos cerrados y escuche música con sonidos de la naturaleza (el océano, una catarata, la lluvia), o música clásica. También puede usted repetir una misma palabra real o inventada, que no lo distraiga con su significado. Repita la palabra tan rápido o despacio como usted desee. Después de un rato, dígala en silencio. Incluso puede combinar y decirla con fuerza y muy suavemente.

10) Si lo desea, puede usar el mantra Om, estirando la “mmm” todo lo que pueda, percibiendo su vibración. Repítala. Concéntrese en su respiración, sienta como sube y baja sin tratar de controlarla.

11) No debe encerrarse en ninguno de estos métodos, pero se aconseja seguir con el que haya elegido durante dos semanas, por lo menos. Es suficiente para darle una buena oportunidad a la técnica, incluso si no fuera efectiva para usted.