Chacón: Caracas no está blindada ante apagones

En Caracas hay un blindaje eléctrico. Afirmaciones como esta fueron reiteradas por los anteriores ministros de Energía Eléctrica, Alí Rodriguez Araque y Héctor Navarro, pero el nuevo titular de la cartera, Jesse Chacón, reconoce que sí hay problemas porque la región capital no cuenta con circuitos sustitutos que entren en funcionamiento cuando ocurre una falla. el-nacional.com / ANDRÉS ROJAS JIMÉNEZ

(foto AVN)

“Estamos teniendo problemas en Caracas”, dijo Chacón la semana pasada cuando hizo su primera declaración pública tras asumir el cargo. Ahora en el discurso oficial no se habla de blindaje como se venía haciendo desde 2011.

“Hubo una empresa llamada AES, que en algún momento de la vida adquirió La Electricidad de Caracas y destruyó todo el sistema de redundancia de la red metropolitana”, acusó el funcionario. “Disminuyeron  los equipos de atención de incidencia y cada vez que se disparaba uno de los circuitos nunca fueron reparados; entonces, producto de ello hoy tenemos una inestabilidad en Caracas que no es producto de la generación”, agregó.

Dos expertos del sector, Miguel Lara y César Quintini, le recuerdan a Chacón que el gobierno del presidente Hugo Chávez avaló en 2000 que la EDC dejara de ser una empresa de capital privado venezolano para ser comprada por una transnacional. También refieren que todo el sector fue estatizado en 2007 y que esta empresa es una de las 14 compañías que integran la Corporación Eléctrica Nacional.

“Es cierto que la AES se limitó sólo a invertir en mantenimiento, pero eso ocurrió porque el Gobierno  optó por congelar las tarifas desde 2002”, agregó Lara, ex director de la antigua Oficina de Operaciones de Sistemas Interconectados. “Corpoelec tuvo seis años para revertir esa falta de inversión en los circuitos, pero hizo todo lo contrario, se abandonó la planta de Tacoa, se abandonaron varias instalaciones y no se sustituyeron equipos que estaban en obsolescencia”, añadió.

Chacón llegó a reconocer las cualidades que tuvo la empresa antes de que pasara a ser controlada por la transnacional estadounidense. “La entrada de AES lo que hizo fue eliminar la cultura de La Electricidad de Caracas, que era prestar un servicio de calidad”, dijo el ministro.

En los dos últimos años, directivos de Corpoelec negaron que hubiera fallas en el servicio y  resaltaban como ejemplo del blindaje de Caracas la puesta en marcha de las plantas de Picure, Guarenas y las barcazas Rufina y Margarita.

“Estamos viendo que las plantas que se inauguraron  no trabajan con gas natural sino con combustibles y eso obliga a un mayor mantenimiento que no se está haciendo”, dijo el ingeniero Quintini.  “Los gerentes venezolanos que tuvo la EDC antes de 2000 tenían un compromiso con la ciudad y recibían presiones de sus propias comunidades, por eso la vocación de servicio que había”.

Para leer la noticia completa pulse Aquí