Un huracán en Saturno puede ayudar a comprender los que se dan en la Tierra

Un enorme huracán situado sobre el polo norte de Saturno y fotografiado por la sonda Cassini puede ayudar a comprender cómo se forman y evolucionan estos fenómenos meteorológicos en la Tierra, informó hoy la Agencia Espacial Europea (ESA).

(foto EFE)

Las imágenes, tomadas en noviembre de 2012, muestran por primera vez, de cerca y de manera visible, una tormenta que sobrevive a base de “pequeñas cantidades de vapor de agua presentes en la atmósfera de hidrógeno” de Saturno, contrariamente a las terrestres, que se alimentan del agua caliente de los océanos.

“Comprender cómo las tormentas saturninas son capaces de utilizar el poco vapor de agua que tienen a su disposición podría ayudar a los científicos a comprender mejor cómo se forman y cómo evolucionan los huracanes terrestres”, señalaron los expertos de la ESA.

Los datos aportados por la sonda Cassini -un proyecto de la ESA, la estadounidense NASA y la Agencia Espacial Italiana (ASI)- desvelan también que el huracán de Saturno permanece en el polo norte de ese planeta, mientras que esos fenómenos meteorológicos en la Tierra tienden a “desplazarse hacia los polos”.

El ojo del huracán de Saturno fotografiado por la ESA está activo, al menos, desde 2006 y tiene una extensión de 2.000 kilómetros.

Esto supone que es unas 20 veces mayor que sus homólogos en la Tierra.

Además, está rodeado de una banda de nubes finas y brillantes que se desplazan a 540 kilómetros por hora.

“Los vientos en la pared del ojo de esta tormenta soplan cuatro veces más fuerte que en los huracanes de nuestro planeta”, resumieron los expertos de la ESA, con sede en París.

La sonda Cassini llegó a Saturno en invierno de 2004, cuando “el polo norte del planeta estaba sumido en la oscuridad”, por lo que tuvo que esperar hasta el equinoccio de agosto de 2009 para poder fotografiar el huracán. EFE