Al menos 70 niñas afganas son intoxicadas mientras hacían fila en una escuela

Al menos 70 niñas de una escuela perdieron hoy la consciencia a causa de un aparente envenenamiento en Kabul, en el último de una serie de misteriosos casos en Afganistán cuya autoría algunos han atribuido a la insurgencia talibán, aunque esta la rechaza.

El incidente ocurrió a primera hora de la mañana local en el centro educativo femenino Sultán Razia de la capital del país asiático, según explicó a Efe el portavoz del Ministerio afgano de Educación, Amanulá Aimán.

Las chicas, de entre 12 y 18 años de edad, estaban haciendo cola en la puerta de la escuela para entrar a sus respectivas aulas y de repente comenzaron a marearse.

“Más de 70 niñas han sido envenenadas. Estamos investigando lo ocurrido. No está claro por qué han perdido la consciencia”, dijo Aimán.

Según medios afganos, las niñas respiraron supuestamente una sustancia química que fue rociada en la zona con un espray.

La fuente consultada por Efe agregó que las menores fueron trasladadas a hospitales cercanos y algunas de ellas han recibido ya el alta médica, mientras que muchas otras continúan en mal estado y tienen vómitos.

Los casos de intoxicaciones en escuelas femeninas son bastante frecuentes en Afganistán y generalmente están rodeados de cierto misterio.

En julio del año pasado, al menos cien estudiantes quedaron inconscientes en un incidente parecido en las afueras de Kabul.

Muchos analistas responsabilizan de estos envenenamientos a los talibanes, pero portavoces de los rebeldes han negado su implicación en estos sucesos.

Los insurgentes, no obstante, se oponen a la educación de las niñas y adolescentes y la prohibieron de hecho durante su régimen fundamentalista islámico en el país (1996-2001).

Desde la caída de los talibanes a raíz de la invasión estadounidense la comunidad internacional ha puesto mucho énfasis en impulsar la educación femenina en Afganistán. EFE