La Conmebol estrena presidente

Foto: EFE

El comité ejecutivo de la Confederación Sudamericana de Fútbol confirmó oficialmente el martes al uruguayo Eugenio Figueredo como nuevo presidente de la entidad hasta el 2015 en sustitución del paraguayo Nicolás Leoz, quien renunció hace una semana alegando problemas de salud.

El propio Figueredo leyó un comunicado de la Conmebol tras una sesión de la dirigencia sudamericana, en el cual señaló que su mandato hasta el 2015 incluye la representación del organismo ante la FIFA como miembro de su comité ejecutivo.

Puso de manifiesto por otro lado el “reconocimiento y gratitud” a Leoz “por la tarea desarrollada al frente de la Conmebol, lo cual ha permitido el desarrollo y crecimiento integral del fútbol sudamericano”.

Leoz, de 84 años, quien en horas de la mañana del martes abandonó el sanatorio Migone, donde había sido atendido de un fuerte cuadro gripal, asistió a la sesión en el que se le rindió homenaje, si bien no apareció ante los miembros de la prensa.

Figueredo, quien no permitió preguntas, anunció además que el próximo congreso de la Conmebol se realizará en la Isla Mauricio, el próximo 29 de mayo.

De la reunión extraordinaria de la Conmebol participaron Julio Grondona (Argentina), Carlos Chávez (Bolivia), José María Marín (Brasil), Sergio Jadue (Chile), Luís Bedoya (Colombia), Luis Chiriboga (Ecuador), Juan Ángel Napout (Paraguay), Manuel Burga (Perú) Sebastián Bauzá (Uruguay), Rafael Esquivel (Venezuela).

También asistieron el tesorero Romer Osuna (Bolivia), José Luis Meiszner (Argentina), secretario general, y los directores Marco Polo del Nero, Francisco Acosta y Alfredo Asfura, representantes de Brasil, Ecuador y Chile, respectivamente.

Figueredo, un exfutbolista de Huracán Buceo de su país, es el décimo presidente en la historia de la Conmebol.

Nació en Santa Lucía, Uruguay, el 10 de marzo de 1932. Fue futbolista, lateral derecho de Huracán Buceo, afiliado a la Asociación Uruguaya de Fútbol.

Con el paso del tiempo, asumió la presidencia de su club en 1971-1972, y posteriormente en los años 1976-1977.

En julio de 1997 fue electo presidente de la Asociación Uruguaya de Futbol (AUF), y durante 9 años, hasta el 2006, desempeñó el máximo cargo administrativo del balompié de su país.

Dejó como un hecho tangible de su presidencia el complejo Uruguay Celeste, una obra que alberga a todas las selecciones y señala el proceso de desarrollo de la AUF.

En su trayectoria siempre estuvo ligado a la FIFA cumpliendo diversas funciones en órganos de la matriz del fútbol mundial.

Desde el 23 de noviembre de 1993 ocupa la vicepresidencia de la Confederación Sudamericana, y desde la dimisión de Leoz, hace una semana, ejerce la titularidad administrativa de laConmebol.