¿Conforme con tu frecuencia sexual?

Foto: Referencial

Cada vez hay más mujeres que se quejan de que sus parejas no quieren tener relaciones con ellas con la frecuencia que desearían. Si el desgano se produce permanentemente, hay otros puntos a tener en cuenta.

La diferencia en la frecuencia amatoria, ¿es irreconciliable? ¡Claro que no! Hay épocas en las que, lógicamente, uno de los dos miembros de la pareja tiene un apetito sexual menor (desempleo, pérdidas familiares, embarazo y nacimiento de un hijo, etc.). Entender estos momentos especiales y saber que son pasajeros demuestra inteligencia y comprensión.

Si el desgano se produce permanentemente, hay otros puntos a tener en cuenta. Es bastante común que en los primeros tiempos de una relación, ambos tengan deseos sexuales asiduamente. Con el correr del tiempo, las chispas suelen apagarse. ¿Por qué sucede esto? En primer lugar, por la novedad. Nos llama la atención la otra persona, es todo nuevo y eso logra despertar nuestro deseo de inmediato. Es importante tener en cuenta este punto, ya que una pareja de años puede mantener viva la chispa si intenta sorprenderse periódicamente.
Hablar, ¿vale la pena?

Por supuesto. Siempre es una buena idea exponer lo que nos sucede, sin reproches ni términos duros, buscando palabras que tu interlocutor pueda entender y procesar. Si hace tiempo elegiste a un hombre un tanto desganado sexualmente en comparación a vos, entonces estás obteniendo, prácticamente, lo mismo que siempre – tal vez hayas llegado a un punto en el que ya no te sentís satisfecha y es bueno que lo plantees, de la mejor manera posible.

¿Autosatisfacción estando en un vínculo estable?

¿Por qué no? Si es una práctica que te gustaba cuando estabas sola, no veo el problema de seguir haciéndola, en especial, si te descomprime para alcanzar la frecuencia sexual semanal o mensual que querés y para seguir manteniendo una muy buena relación con el ser que amas. Quién te dice, tal vez te decidís a incluirlo alguna vez y juntos exploran otras maneras de sexualidad que hasta ahora no habían probado.

Descubrir qué hay detrás de la negativa sexual

El sexo (y el dinero) son dos elementos de gran poder en un vínculo amoroso, ya que mediante ellos se puede manipular al otro y también obtener pequeñas “venganzas”.

Cavila unos minutos sobre qué sucede entre ustedes dos fuera de la cama y si la negativa habitual de quien comparte tus días puede deberse a una “revancha” por algún comportamiento que vos tengas en la vida diaria. Algunos ejemplos: sos demasiado controladora o celosa, le gritás o le contestás mal, no lo apoyás lo suficiente, te abandonaste como mujer, etc.

Con información de entremujeres.com