Diputados paraguayos brindaron su apoyo a colegas venezolanos que denunciaron atropellos en la AN

Julio Montoya, Julio Cesar Reyes y William Dávila se trasladaron en el día de ayer a la República del Paraguay como parte de un conjunto de delegaciones parlamentarias que estarán viajando en estos días a diferentes países, a fin de dar a conocer los desmanes que se han venido cometiendo contra el grupo opositor en la Asamblea Nacional de Venezuela por parte de su presidente y buena parte de la bancada que apoya la opción del gobierno y que llego a su punto de máxima violencia en la sesión del 30 de abril pasado, episodio en el cual resultaron heridos 11 diputados de la oposición.

En horas de la tarde, los parlamentarios venezolanos se reunieron con los diputados paraguayos Enrique Buzarquis y Amado Florentín, para hacer de su conocimiento la crisis por la que atraviesa el parlamento venezolano.

Tanto el diputado Buzarquis como el diputado Florentín manifestaron su absoluta solidaridad con sus pares venezolanos, al tiempo que condenaron enérgicamente los atropellos cometidos contra la bancada democrática y abogaron por el respeto a la investidura de quienes fueron electos por el pueblo para ser representado en la Asamblea Nacional.

En Rueda de prensa ofrecida en el día de hoy ante numerosos medios de comunicación paraguayos e internacionales denunciaron la fragrante violación a la Constitución Venezolana, al pretender el presidente de la Asamblea Nacional Diputado Diosdado Cabello, condicionar el derecho de palabra de los parlamentarios de oposición, a una especie de auto de fe, en reconocimiento al recién juramentado presidente Nicolás Maduro, siendo que por ley y principios un parlamentario obedece solo a su conciencia.

“Hemos sido víctimas de un sinfín de vejámenes, amenazas y presiones de todo tipo, por apoyar desde la opción democrática, la justa petición de Henrique Capriles de hacer una auditoria completa a los resultados de las elecciones del 14 de abril, en razón del ajustado resultado y de la cantidad de violaciones a la ley e irregularidades cometidas por partidarios del gobierno durante el día mismo de las elecciones. Fuimos vilmente agredidos ante la mirada impasible de la junta directiva de la Asamblea Nacional y de los funcionarios de seguridad que allí se encontraban y ahora el presidente de la asamblea, quiere hacernos ver como los violentos, los agresores siendo que todos los heridos están de este lado. Los argumentos que esgrime para acusarnos son carentes de fundamento y veracidad y allí están los videos y fotografías que lo comprueban” Expreso Julio Montoya.

Por su parte, el Diputado William Dávila manifestó haber vivido la violencia en carne propia, con una lesión que le dejo 14 puntos de sutura en la cara y dos días de hospitalización. “Hemos sido destituidos de nuestros cargos como presidentes de las comisiones permanentes, cargos que nos corresponden por correlación numérica dentro de la asamblea, se nos quita el derecho de palabra de forma arbitraria y nos suspendieron nuestros salarios, esto demuestra el poco talante democrático con que el diputado Cabello preside el parlamento nacional”

“Nos encontramos en tierra Paraguaya, buscando esa solidaridad necesaria, en razón a la situacion que estamos viviendo en el parlamento venezolano. Un parlamento es el foro por excelencia del debate democrático de las ideas por contradictorias que estas sean y como bien sabe el pueblo venezolano se han venido cercenando nuestros derechos y nuestras atribuciones como diputados legítimamente electos por un pueblo que nos dio su mandato al no permitirnos ejercer nuestro derecho de palabra violando de esta forma el Articulo 201 de nuestra Carta Magna” Afirmo el diputado Julio Cesar Reyes.