Dormir adecuadamente es imprescindible para mantener el bienestar integral del cuerpo

 

Dormir es indispensable para que el organismo cumpla con todas sus funciones en forma correcta. Cuando un individuo tiene problemas para conciliar el sueño, estos impiden que su cerebro pueda clasificar la información que recibe diariamente y desechar la data que no considere necesaria.

El Dr. Claudio Cárdenas, Neurólogo del Centro de Especialidades Respiratorias y Trastornos del Sueño K-26, ubicado en Caracas, Venezuela, explicó que “gracias al sueño podemos memorizar, aprender, sentir, concentrarnos en una actividad específica, crear y socializar. De igual forma, el sueño regula el sistema vegetativo y aquella parte del sistema nervioso central que no manejamos, la cual permite controlar la presión arterial, los latidos, los movimientos intestinales, la secreción de insulina, entre un gran número de funciones”.

El sueño se divide en dos fases: una que cuenta con movimientos oculares y otra que no; esta última se subdivide en tres estadios fundamentales para lograr que el sueño sea reparador. Los dos primeros son considerados superficiales, ya que existe una actividad cerebral que permite que la persona esté más conectada con el exterior y sea más fácil despertarla. Por su parte, el estadio 3 tiene como principal objetivo el descanso del cuerpo, así como la realización de algunas funciones neuroendocrinas, tales como la liberación de hormona de crecimiento en niños y adolescentes.

Existen algunas condiciones que interfieren con la conciliación del sueño, entre estas se encuentra el dolor neuropático, porque impide el aislamiento del cerebro durante este proceso. El especialista señaló que este tipo de dolencia envía información al cerebro constantemente y tiene una gran carga afectiva, por lo que imposibilita el mantenimiento del sueño.

La fibromialgia es una enfermedad neurológica, caracterizada por dolor neuropático crónico y generalizado, acompañado de fatiga intensa durante el día y dificultad para dormir. En este sentido, el Dr. Cárdenas explicó que estos pacientes, o aquellos que sufren de algún otro tipo de dolor neuropático, ven exacerbada su molestia en horas de la noche, ya que la imposibilidad para lograr dormirse, la dificultad para encontrar una posición cómoda y la frustración que genera el no poder conciliar el sueño, ocasionan contracturas musculares intensas y mayor dolor durante la noche, así como en las primeras horas de la mañana.

En cuanto a su tratamiento, es importante recurrir a un experto que pueda proporcionarles las herramientas adecuadas para conseguir una mejoría. Sin embargo, el Dr. Cárdenas destacó que las últimas tendencias terapéuticas señalan la utilización de neuromoduladores, ya que estos “alejan” las sensaciones de los tejidos inflamados y además tienen un efecto importante sobre la arquitectura del sueño, disminuyendo el número de despertares nocturnos y aumentando la densidad del tercer estadio del mismo.

Disciplinas como Tai-Chi, Yoga y relajación respiratoria, ayudan al manejo del dolor y favorecen el bienestar por la liberación de endorfinas. También es importante mantener horas regulares de sueño y evitar el consumo de estimulantes como la cafeína, que generan múltiples despertares durante el sueño. De igual forma, no es recomendable comer, ver tv o estudiar en la cama; tampoco debe realizarse ejercicio físico antes de acostarse, y si se despierta a mitad de la noche, no ver el reloj ya que esto puede producir ansiedad.

Para todos aquellos pacientes que sufren de algún tipo de dolor, Pfizer pone a su disposición la página web www.aliviatudolor.com.ve, en la que se ofrece de manera interactiva, información actualizada sobre estas patologías, sus clasificaciones y los síntomas asociados; así como  datos útiles que puedan ayudarlos a comprender la enfermedad.